Y después de los hijos… YO

Y después de los hijos… YO

Tantas pecas.

 

Poco pecho.

 

No tan alta.

 

Y esos dientes…

 

Y vas creciendo y reconociéndote en las palabras que los otros te dibujan; confrontándote con imágenes de revistas, perfectas, en partidas amañadas, porque tú siempre pierdes.

 

Y cuando te empiezas a reconocer en tu adultez, te quedas embarazada; más comparaciones, muchos kilos, demasiados pocos, las estrías, las arrugas, las ojeras… y dejas de ser tan quien creías que eras que ya ni te pones en las fotos.

 

Y cuando crecen, ya no eres la de hace diez años, con kilos, o sin ellos, ya sin ojeras pero sí con arrugas nuevas.

 

Y toca reconocerte de nuevo, pero la madurez te permite asirte a otras palabras más dulces y a imágenes más amables. Buscar a alguien que hable ese lenguaje de las revistas y lo traduzca a tu favor.

 

Cuando te toque, busca a alguien que juegue con la luz para hacerte brillar, no para destacar algo que los demás quieran ver. Que no te disfrace para ser otra. Que mire con un ojo fraternal y enseñe al mundo algo íntegro y real. A ti.

 

Con tus pecas.

 

Tu pecho.

 

Tu altura.

 

Y tus dientes.

Violeta.

La vida después de ser madre.

Los hijos son siempre la mejor de las excusas. Por ellos eres capaz de cambiar, de buscar para ellos la opción óptima aunque eso signifique ceder parte de ti, de crecer aunque sea doloroso. Y lo haces feliz, porque ellos muchas veces nos ponen en marcha. Son el motor y la maquinaria.

Te remueven por dentro y te hacen reflexionar sobre cada paso que das. Si está bien, si está mal, si podría estar mejor…

Los hijos vienen a ponernos frente a la vida, a mostrarnos las verdades más aterradoras, pero también las más increíbles. Vivir a su lado y acompañarles en su viaje es intenso a más no poder, y cada día es una lección de vida que se queda grabada a fuego.

Todas las madres decimos lo mismo: compensa, por supuesto que sí, pero es agotador. Y a veces te pierdes un poco en la maternidad y llegas a un punto de reflexión en el que te haces esta pregunta: ¿dónde está la persona que eras antes de ser madre?

¿Dónde queda la mujer que soy?

Los 3 primeros años de la crianza nos volcamos tanto en ellos que nos olvidamos de nosotras. Es una realidad.
A partir de los 3, queremos empezar a ver el mundo de nuevo por nosotras mismas, aunque sólo sea de vez en cuando. Sin ellos, sin su padre, sin nadie más alrededor. Solas, en nuestra propia compañía.

Recuperar el espacio y el tiempo es muy importante. Necesario, incluso vital, diría yo. Sobre todo si enlazas la crianza de varios hijos, pueden pasar años hasta que te encuentras a ti misma de nuevo y te descubres como una nueva mujer. Una versión renovada y mejorada de la mujer que eras. Más bella y más sabia.

Aunque el proceso no siempre es bonito, porque llevamos una inercia complicada, han pasado años y muchas experiencias que han hecho de nosotras una persona diferente y eso a veces nos cuesta asimilarlo.

Busca, mira y disfruta

Estoy rodeada de amigas a las que conocí en sus inicios de la maternidad. De hecho, nos unimos gracias a ella y hemos creado lazos tan potentes como los que tenemos con nuestros propios hijos.
A lo largo de estos años las he conocido como madres y, poco a poco, las voy descubriendo como mujeres. No conozco a la mujer que fueron antes, pero me rindo a los pies de la que son ahora.

Son fuertes, sabias, cariñosas y bellas. Y me encanta tenerlas delante de mi objetivo y que se vean a través de mis ojos. Cuando las palabras se me atragantan, cuando no sé articular lo que veo, lo que son para mí, la fotografía me ayuda a contarlo.

Y hoy quiero contarte a mi modo cómo es una de estas mujeres. Quiero mostrarte quién es ella, la persona, la mujer, la madre. Ella en todo su esplendor.

Seguro que tienes a mujeres así a tu alrededor. Búscalas, obsérvalas y si tienes ocasión, disfruta de su compañía e intercambia experiencias siempre que puedas.

Violeta

Aún recuerdo la primera vez que vi a Violeta. Llevaba trenzas en todo el pelo y su hija mayor tenía entonces poco más de un año. Yo estaba embarazada y lo primero que pensé al verla con su pequeña fue que quería parecerme a la madre que ella era.

En un mundo donde la maternidad y los niños no son cuidados, es difícil tener referentes, y ella ha sido uno de ellos para mí todos estos años.

De ella admiro  tantas cosas, que no terminaría nunca de escribir. Así que, como lo mío son las imágenes, te dejo con las fotos que le hice hace unos días para que tú también la veas como yo la veo y venero.

Te amoro, Viole:

Hay sesiones que despiertan instintos fotógrafos en mí, y la de Violeta ha sido una de ellas.

Me recuerdan lo mucho que me gusta retratar a mujeres fuertes y con personalidad y por qué hago lo que hago.

Cuando estas mujeres se ven en las fotografías finales y se asombran de sí mismas, se reconocen y a la vez se sorprenden porque he captado algo de ellas que no suelen mostrar fácilmente, o la gente no suele ver, me siento realizada.

Y es entonces cuando me reafirmo en lo que quiero. Me digo «Rebeca, tienes que hacer más sesiones así. Esto te gusta, te llena de energía y le da sentido a la profesión que has elegido».

Quiero crear más imágenes así y quiero que tú seas la siguiente mujer que esté al otro lado de mi cámara.

¿Te gustaría ser la protagonista de una sesión como la de Violeta? Porque si contratas tu sesión durante el mes de julio tienes un 25% de descuento sobre su precio original. Estas sesiones tienen una duración de 1 hora aproximadamente, se harían en exterior o interior (a elegir por ti) y el resultado serían 15 fotografías en archivo digital de alta calidad. Todo por 150 euros, pero recuerda, sólo si contratas durante el mes de julio y el tiempo corre.

Piénsatelo y escríbeme a info@rebecalopeznoval.com para hacer tu reserva.

Nos vemos la próxima semana.

Unboxing y experiencia de compra de la mochila compagnon

Unboxing y experiencia de compra de la mochila compagnon

Si me sigues en Instagram, ya sabrás que hace unos días encargué una mochila nueva para llevar mi equipo fotográfico. Ha sido una decisión muy meditada durante varios meses. Y tras ver diferentes modelos, me decanté por la mochila de Compagnon, una empresa alemana que ha diseñado una mochila increíblemente maravillosa.

Yo buscaba varias características en mi mochila:

Que me permitiese llevar todo el equipo de forma holgada. Suelo viajar, y últimamente la mochila que tengo se me queda muy pequeña, lo que hace que me resulte incómoda.

Que fuese segura. Llevo mucho dinero metido en ella (en equipo), así que para mí es prioridad sentirme segura cuando voy de aquí para allá con todo eso colgado en mi espalda.

– Que fuese bonita. Me paso mucho tiempo con esta mochila encima, así que la estética también era importante.

Tener capacidad extra para ropa u otros enseres. Este punto no era imprescindible, pero desde luego era un plus, porque cuando hago viajes cortos en los que no necesito llevar mucha ropa cargar con maleta es una incomodidad; así que si lo puedo llevar todo en una, mejor que mejor.

Tres finalistas y una ganadora.

Si quieres, otro día te cuento quienes fueron mis tres finalistas. Pero hoy te diré que tras mucho pensarlo, y aunque con alguna duda por su gran tamaño, me decanté por el modelo Compagnon. Cumplía todos los requisitos que quería en una mochila.

Hasta la sometí a votación entre la familia y ganó por goleada. Así que me decidí a dejar atrás la duda del tamaño y me lancé a por ella.

La Experiencia de compra

En el vídeo de más abajo verás mis primeras impresiones sobre la mochila, ya que la veo por primera vez delante de la cámara. Y verás que estoy encantada con ella. Hoy, tras una semana con ella en casa y probándola un poquito este fin de semana, sigo opinando que el producto es de 10. Tiene una calidad innegable, y es súper bonita.

De la comodidad te hablaré más adelante, cuando la trote un poco y pueda hablar de ella con más conocimiento.

Pero ahora te quiero hablar de la experiencia de compra. Esto es algo que no sale en el vídeo, y que creo que es importante que te cuente.

La compra y atención al cliente.

Para empezar, el primer intento de compra fue frustrado, porque cuando quise introducir mi NIF intracomunitario, no tenía la opción. Si eres autónoma, sabrás que cuando compras en la UE, puedes sacarte tu NIF intracomunitario y de esta forma no pagar el IVA de los productos que adquieras.

Traté de ponerme en contacto con la empresa vía mail, pero algo debía de estar mal, porque tras un par de intentos, los mails se devolvían y no llegaban a su destino.

Decidí escribir por Instagram , aunque no me gusta utilizar las redes para contactar con las empresas, en esta ocasión no veía otra forma.

Al día siguiente, fueron ellos quienes me contactaron a mí, ya que habían visto que había intentado comprar, pero no había terminado; así que me preguntaban si me había echado para atrás o tenía algún problema.

Les expliqué la situación, y muy amablemente hicimos la gestión de forma manual, ya que en la web no tienen opción de hacerlo. En unos cuantos mails habíamos hecho la compra.

El proceso de compra no fue perfecto, pero creo que ellos resolvieron bien la situación y bastante rápido.

La entrega

No esperaba que llegase tan pronto. Hice la compra un miércoles, y el lunes ya estaba en casa. Así que me puse muy contenta cuando llegó, ya que la esperaba para finales de semana.

Siempre gusta recibir tus compras cuanto antes, así que la entrega genial.

La prueba de fuego

Siempre digo que todos podemos cometer errores, y no pasa nada. Pero lo que es realmente importante es cómo nos enfrentamos a esos errores.

Yo había pensado bastante la combinación de colores que quería para la mochila. Tienen una buena variedad, y todos preciosos. Pero al final me decidí por la roja y marrón. Aunque para mi sorpresa, enviaron la roja y negra.

Está bien, no pasa nada.

Pero al contactar con ellos, la solución que me ofrecían, era enviar de vuelta esta mochila, y hacerme esperar 3 semanas para tener la otra, ya que habían actualizado su stock y ya no tenían este modelo disponible.

Aclaro que cuando yo realicé la compra sí estaba disponible, o al menos así aparecía en su web, porque luego me explicaron que no tenían automatizado el stock de sus productos.

No sé si fue una equivocación sin más, o si se vieron sin la marrón y enviaron esta, y sólo tras mi reclamación me dieron una solución que personalmente, no me gustó nada. Yo quiero y necesito mi mochila, y esperar 3 semanas por una equivocación suya, no era una opción para mí.

Cómo no me daban otra opción, y el producto me gustaba, decidí quedarme con ella.

Pero mi experiencia se ha visto ensuciada y la verdad es que me ha quedado un sabor amargo.

Una reflexión

Para despedirme, lo hago con una reflexión que he hecho durante estos días. Y que por supuesto, aplicaré a mis propios servicios.

Si tienes un producto o servicio increíble, no lo estropees con una mala atención al cliente. Convierte tu error en una oportunidad para dejar a tu cliente impresionado y feliz.

Ahora sí, hasta el próximo martes.

Pink: cambio de look y sesión de fotos

Pink: cambio de look y sesión de fotos

¿Te he contado alguna vez que mis inicios en la vida laboral comenzaron en una peluquería? Con 23 añitos. Me encantaba la creatividad que conlleva este oficio. Sobre todo cuando alguien venía con ganas de dar un cambio a su imagen, el poder jugar con su pelo y hacer de ella una persona diferente con unos toques por aquí y por allá.

La inmensa mayoría de las ocasiones hacemos coincidir una visita a la peluquería con un cambio más importante en nuestras vidas: un evento o celebración, un giro de 180º en nuestro día a día, una decepción, un arrebato provocado por algo más intenso… o la necesidad de “ser una persona distinta”. Es decir, vernos actualizadas. Tantear otra imagen de nosotras más acorde con lo que en ese momento sentimos que somos. ¿Lo habías pensado alguna vez?

3 negocios locales unidos para conseguir un cambio de imagen y una sesión llena de color.

De mi pasado como peluquera me ha quedado la locura del cambio (a veces radical) que necesito cada cierto tiempo. Creo que es sano verse con un aspecto distinto de vez en cuando. Al menos a mi ánimo le sienta fenomenal.
También me ha quedado la exquisitez y el ser un poco tiquismiquis. No dejo mi pelo en manos de cualquiera. Necesito confianza máxima en la persona que vaya a atenderme. Mi pelo es cosa muy seria y cuesta encontrar un sitio en el que confiar sin dudas, ¿verdad?

Jonathan es mi peluquero desde hace más de 4 años. Confío tanto en su criterio, que la mayoría de las veces ni siquiera sé lo que va a pasar con mi cabeza. Voy a su local y me dejo mimar. Ya no soy lo que era con 20 y me cuesta más decidirme por los cambios, pero me gusta someterme a alguna variación en el look para no aburrirme y evitar caer en lo de siempre. Hacerlo con el pelo al final supone un pequeño cambio en tu vida, una novedad, y eso es aire fresco.

Estos recuerdos del pasado han resurgido porque he realizado una sesión especial que aúna todos los elementos: cambio de imagen desde la cabeza (con la profesionalidad de Jonathan) hasta los pies (ropa de Love & Roll Torrelavega), con una modelo extraordinaria (Virginia ). 3 emprendedores locales (todos vivimos en Torrelavega) y nuestra musa particular.

?+?+?

¿Preparada para ver el resultado? Te enseño las fotos del proceso y finalmente una muestra de la sesión. Allá vamos.

Por cierto, si lees hasta el final encontrarás una sorpresa 🙂

Cambio de look en la peluquería Salón Bio-Orgánico Jonathan Rueda.

Es increíble lo que un color vibrante puede hacer en tu imagen. ¿Has visto lo que se llevan los tonos pastel en el pelo? A mí me encantan.

Cuando yo era (más) joven, se llevaban los colores fantasía intensos. Recuerdo mi pelo de color fucsia, naranja, rojo, violeta… Colores impactantes y muy, muy intensos. Ahora esos colores se han reinventado y vuelven con ganas, pero mucho más suaves y etéreos. Lo que empezó con la moda por teñir tu pelo de gris, ha ido derivando en plantar en tu pelo un arcoíris de colores desgastados: rosa, verde, violeta, etc.

Llevar tu color de pelo a esta gama no es fácil y el proceso es largo y si no se hace bien puede acabar dañando tu cabello. Por eso, si estás pensando en un cambio de estas características, busca un buen profesional, como Jonathan, que utilice buenos productos, para que tu pelo sufra lo mínimo.

En esta ocasión no era mi cabeza la que se sometía al cambio, sino la de Virginia. Y yo estaba ahí para verlo todo desde el otro lado, como hace años.

Me gustó volver a experimentar la sensación y la emoción que produce ver el cambio paso a paso, y disfruté de lo lindo en mi papel de espectadora, viendo cómo se crea una imagen totalmente diferente.

Ya no recordaba lo que era y sigue gustándome todo el proceso que supone hacerlo.

Este es el antes de Virginia…

Y esta es Virginia después…

Precioso. Cuanto más miro las imágenes, más me gusta cómo queda este color.

Cambio desde fuera hacia adentro con Love & Roll Torrelavega.

Pues ya teníamos nuevo tono de pelo y sólo con eso la sonrisa de Virginia asomaba más a menudo por su rostro. La verdad es que el acabado no ha podido quedar más bonito y luminoso y, sinceramente, creo que este tono está más acorde con su personalidad.

Ahora quedaba hacerse unas fotos bien bonitas, pero con ropa también distinta.

Para ello contamos con el asesoramiento de Love & Roll Torrelavega y sus prendas. La transformación es total cuando te sientes cómoda con la ropa elegida. De pronto, todo combina, todo encaja y eso te hace sentir bien, a gusto contigo misma.

Desde luego, la imagen no es lo más importante, pero a veces ayuda. Cuando te ves guapa y no sientes que vas disfrazada de otra persona, eso se transmite a la cámara. Y sino, mira el rsultado en las fotografías.

Las fotos de la sesión: la vida de color de rosa.

Por fin, te enseño algunas de las imágenes de esta sesión. Al final del todo, te dejo 2 sorpresas:

  • un vídeo que he preparado a modo de resumen de todo el proceso de cambio
  • y varias promos con descuentos para ti, de la mano de todos los participantes que han hecho posible esta sesión

 

Quizá la clave de la energía y el buen rollo de esa sesión ha sido la conexión que tenemos Virginia y yo. Ella es una mujer fuerte, con una actitud desafiante y positiva ante la vida.

He descubierto que es el tipo de mujer que me gusta fotografiar. Quizá porque es el tipo de mujer que admiro.

Esta sesión fue algo improvisado, organizado con poco tiempo, pero nos ha gustado mucho la unión de fuerzas cántabras y hemos decidido celebrarla con varias promos y regalos para ti, por estar un día más leyendo el blog y haber llegado hasta el final de la entrada.

? PROMO 1. La Peluquería Salón Bio-Orgánico Jonathan Rueda, al hacerte cualquier otro tratamiento/servicio, te regalará el tratamiento personalizado Mixology si le dices que vas de mi parte.
Según las necesidades de tu cabello, se prepara un cóctel con vitaminas, proteínas, aminoácidos y aceites esenciales. Va estupendo para cabello fino, deshidratado, con problemas de caspa, grasa, caída o psoriasis. Válido durante todo el mes de Julio. Si tienes dudas o quieres realizar tu reserva, puedes contactar con ellos aquí.

? PROMO 2. Love & Roll Torrelavega te ofrece un 15% de descuento en compras en toda la tienda (excepto colección de fiesta y Anabel Lee) desde hoy mismo, día 27, hasta el domingo 2 de julio.
Sólo tienes que introducir en la web el código “fanweek” al realizar tu compra o comentarlo en la tienda física. Realizan envíos, así que si alguna prenda te enamora, no hay excusa geográfica que valga. De todas formas, si necesitas más información, puedes contactar con la tienda aquí.

? ¡Y yo no iba a ser menos! ¿Te han gustado las fotos de Virginia? Para la PROMO 3, Rebeca López Noval Fotografía (una servidora) te regalo un 25% de descuento en este tipo de sesiones si la contratas durante el mes de julio, para que tú también tengas unas fotografías así de vistosas.
La sesión tendría una duración de 2 horas (aproximadamente), se haría en exteriores o interior, y te llevarías 15 fotografías en archivo digital de alta calidad. Este tipo de sesiones normalmente las hago por 200 euros, pero para ti sólo costará 150 euros. Si te interesa, escríbeme a info@rebecalopeznoval.com.

Nos vemos la próxima semana.Espero que te hayan gustado la sesión y las sorpresas del final.

Cerrando la temporada escolar en el Albergue Juvenil San Vicente del Monte

Cerrando la temporada escolar en el Albergue Juvenil San Vicente del Monte

El primer cierre del año se hace en junio. Termina el cole, empieza el verano y aunque de momento una no se va de vacaciones, el trabajo de los cursos se relaja y empieza la puesta a punto para septiembre. Ahora es el momento de ponernos las pilas de puertas a dentro y de trabajar en todo lo que vendrá a partir del siguiente período, que espero que sea mucho y que te encante.

Y cómo no, también nos despedimos del curso escolar del Señor Bajito. Ha sido un año raro, la verdad. Su balance no es demasiado positivo, pero tenemos muchas esperanzas puestas en el siguiente. Además, hemos creado lazos con nuevos compañeros, hemos disfrutado de ellos un montón y ahora nos toca despedirnos hasta septiembre. Que para mí está ahí mismo, pero para él, es un pedazo importante de tiempo.

Y qué mejor forma de decir hasta luego, que yendo a un albergue para convivir juntos un par de días. Y allá que nos fuimos, al Albergue Juvenil San Vicente del Monte (Cantabria).

Nuestro fin de semana en el albergue

La verdad es que no tengo muchas fotos de estos días. La idea era hacer más, pero al final, si me pasaba el día fotografiando al grupo, no dejaba al Señor Bajito disfrutar a su manera con sus colegas. Así que me mantuve al margen y de paso yo disfruté de los míos 😀

Eso sí, hicimos cosas la mar de divertidas:

  • Visitamos a Cari, que nos explicó cómo se desarrolla todo el proceso de la lana. Desde la recogida y tratamiento, pasando por el hilado y después por el telar. Me encantó conocer este rincón tan maravilloso que ha creado esta artesana. La luz, el olor y las sensaciones que evocan todo el cariño y los productos naturales son una maravilla. Además nos contó un montón de cosas muy interesantes sobre plantas, colores y teñidos de la lana. Muy recomendable si pasas por este pueblo precioso de Cantabria.

 

  • Por la noche les preparamos a los niños (y a los mayores) una discoteca genial. Con sus luces, humo y, por su puesto, los hits del verano (no podían faltar). Aunque también hubo mucho rock 😉

 

 

 

Las noches siempre son lo mejor en estos sitios. Los niños se lo pasan como nunca y los adultos dormimos más bien poco pero también nos echamos unas risas (y unos bailes).

Robarle unas horas al sueño menos merece la pena sólo por verles disfrutar.

Eso sí, a la mañana siguiente, nos levantamos todos con las pilas nuevas, listos para disfrutar de otro día, y nos fuimos a recoger ricos arándanos ecológicos en una finca muy cerca del albergue. Si pasas por la zona, acércate a visitarla. Además de recoger tus propios arándanos (están deliciosos), disfrutarás de un paisaje increíble.

Y para terminar las jornadas, un chapuzón en el río. ¿Hay algo más refrescante que esto? Que estos días el calor a llegado también a nuestra tierra y sólo pensamos en mantenernos a remojo el mayor tiempo posible.

Y así termina nuestra temporada de cole 16/17. Por mi parte, contarte que estoy preparando una clase especial para este verano, que te va a servir de mucha ayuda para sacar fotos con este solazo y en horas complicadas. Así que, si no te quieres perder la información en cuanto esté disponible, apúntate a la lista de espera. Te va a gustar, te lo aseguro 😀

Por mi parte, me despido hasta el próximo martes porque, como digo, de momento la menda no tiene vacaciones.

Nos vemos por aquí. Y avísame si vienes por mi tierra y quieres un recuerdo precioso de tu estancia aquí. Me encantará conocerte a ti y a tu familia.

Un abrazo ♥


Sesión de fotos para Elena López de Monitos y Risas

Sesión de fotos para Elena López de Monitos y Risas

Este fin de semana me he despedido de Madrid hasta septiembre.  Y es que el calor empieza a apretar y yo soy del norte. Necesito fresquito y colcha para dormir, si no, muero.

Pero no he podido despedirme de mejor manera: trabajando mucho con mujeres a la cabeza de proyectos impresionantes. 4 días a full para realizar sesiones en diferentes localizaciones y con diferentes luces. Toda una maratón la de estos días, sin duda.

Hoy te traigo las fotografías que realicé para Elena, de Monitos y Risas. Si me sigues de hace tiempo, la conocerás de sobra, porque trabajamos mucho juntas.

En esta ocasión, nos hemos alejado del ruido, del asfalto y del calor infernal de las calles de Alcorcón, para disfrutar del fresquito y los paisajes impresionantes de la Sierra Madrileña.

Misma localización, dos horas diferentes con distintos tipos de luz.

La primera parte de la sesión la realizamos al atardecer, con una luz increíble y aprovechando al máximo hasta los últimos rayos de sol.
La luz era muy cálida y el paisaje lucía impresionante. Este momento del día es de los mejores para fotografiar.

La segunda parte de la sesión la hicimos por la mañana al día siguiente. Solazo y horas centrales del día. No es fácil, pero como ya te he contado en otras ocasiones, es posible manejarla y salir airosa.

Sois muchas las que me preguntáis por cómo realizar fotografías cuando la luz cae de forma directa. Te adelanto que estoy preparando una clase donde te contaré cómo trabajo y revelaré aspectos muy útiles a tener en cuenta para llevar a cabo tus fotografías en las horas de más luz del día.
Si estás interesada en esta clase que saldrá próximamente, puedes apuntarte aquí para entrar en la lista de espera y no perderte toda la información.

Ahora te dejo disfrutar de la sesión y de Elena, que como de costumbre, está espectacular.

¡Hasta la próxima semana!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Cuéntame qué necesitas.