Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tu vida y la de tu familia merecen ser recordadas tal y como son, disfrutando de la experiencia de ser fotografiados y pasando un gran momento juntos.

Naturalidad, libertad,

La fotografía documental ha llegado para conseguirlo.

 

Quieres  detener el tiempo y conservar para siempre las sensaciones infinitas que te ofrece la maternidad, disfrutar para siempre de las caras sucias, las manitas rechonchas, los abrazos apretados o las tardes infinitas de verano… Pero sin poses, sin que os fuercen a actuar como las personas que no sois. Tu familia tal y como es.

Si estás buscando a alguien que consiga haceros fotografías que sean fieles a la realidad, que capten vuestra complicidad de forma natural y sin forzarlo, estás en el lugar acertado.

Observo sin intervenir en lo que está sucediendo para pasar desapercibida y que olvidéis la incomodidad y los nervios que surgen al ponerse frente a una cámara. Respetar a los más pequeños con sus ritmos y necesidades es vital para mí. Una prioridad.

 

Creo que la fotografía es y será el mejor invento de la humanidad para las madres. Al menos hasta que inventen el botón de pause  y rebobinar. Porque siempre vamos con el tiempo justo, corriendo, con la sensación de no llegar a nada. Y un día miras a tus hijos y piensas, ¿cuándo se ha hecho tan mayores? ¿Dónde están esos mofletes dignos de un buen mordisco?

Y creo que no es necesario esperar a un gran acontecimiento o a un evento para tener esas fotografías.

Tu vida y la de tu familia merecen ser recordadas tal y como son, disfrutando de la experiencia de ser fotografiados y pasando un gran momento juntos.

Naturalidad, libertad,

La fotografía documental ha llegado para conseguirlo.

 

Quieres  detener el tiempo y conservar para siempre las sensaciones infinitas que te ofrece la maternidad, disfrutar para siempre de las caras sucias, las manitas rechonchas, los abrazos apretados o las tardes infinitas de verano… Pero sin poses, sin que os fuercen a actuar como las personas que no sois. Tu familia tal y como es.

Si estás buscando a alguien que consiga haceros fotografías que sean fieles a la realidad, que capten vuestra complicidad de forma natural y sin forzarlo, estás en el lugar acertado.

Observo sin intervenir en lo que está sucediendo para pasar desapercibida y que olvidéis la incomodidad y los nervios que surgen al ponerse frente a una cámara. Respetar a los más pequeños con sus ritmos y necesidades es vital para mí. Una prioridad.

 

Creo que la fotografía es y será el mejor invento de la humanidad para las madres. Al menos hasta que inventen el botón de pause  y rebobinar. Porque siempre vamos con el tiempo justo, corriendo, con la sensación de no llegar a nada. Y un día miras a tus hijos y piensas, ¿cuándo se ha hecho tan mayores? ¿Dónde están esos mofletes dignos de un buen mordisco?

Y creo que no es necesario esperar a un gran acontecimiento o a un evento para tener esas fotografías.

Los momentos más importantes de nuestra vida suceden en los escenarios cotidianos: en la habitación de los juegos, en el salón de casa, absortos en una película, o alrededor de la mesa de la cocina.

Por eso, vuestra casa es ideal para reflejar lo que sois, pero también podemos salir a pasear, a comer un helado, a jugar al balón o con bici y los patines.

Eso es fotografía documental. La que pone en relieve todo lo que hace que nuestra familia sea única.

Porque admitámoslo, nuestra vida no es como las de las revistas. Nuestras familias son imperfectamente perfectas. Con el caos propio de la vida, con trastos en el camino y nudos en el pelo. ¡Y es genial!

A esta clase de fotografía lo que le importa es atrapar la emoción del momento, el desorden de la habitación, la sensación de que la casa está viva y que en ella habitan pequeños seres. Ser testigo de tu día a día para que puedas revivirlo dentro de unos años.

Si al mirar una fotografía no te saca una sonrisa, ni te provoca nostalgia o un hormigueo en el corazón, es que no tiene chispa. Tan solo una imagen bonita. ¿De verdad es así como quieres alimentar tus recuerdos?

Hay quien es capaz hasta de percibir el olor de su bebé gracias a una buena fotografía. Recordar exactamente lo que sucedió un instante después de tomar esa imagen.

La fotografía documental es tan fácil como hacer click y tan difícil como hacerlo en el momento justo. Y la única capaz de despertar en nosotras todas las sensaciones con las que vivimos ese preciso momento de nuestra vida.

Soy Rebeca, acompaño al Señor Bajito en el camino de la vida desde el 2009, y hacerlo es mi actividad más importante. Yo le aporto cariño a raudales, abrazos infinitos y espacio para dejarle ser niño y el adulto que quiera ser. Él a mí me ha puesto de frente a la vida y a mi propia persona, ha conseguido sacar la mejor versión de mí misma y me ha hecho creer en la naturaleza humana.

Además de la maternidad, disfruto de observar a las personas, las relaciones entre ellas, la luz, los lugares que hablan de tiempos pasados y presentes, y atraparlo todo en un instante que te haga trasladarte a ese momento y lugar una y otra vez.

Retrato familias porque me encanta todo lo que las criaturas consiguen sacar de las personas adultas. Nos dibujan las mejores de las sonrisas y consiguen guiaros delante de la cámara sin articular palabra.

Mi misión es ser rauda y veloz para atrapar todo eso en imágenes: miradas, gestos cómplices y travesuras que narren vuestra historia.

He fotografiado a decenas de familias en sus hogares, en mi tierra, en la suya, incluso fuera del país.

Yo misma realizo este trabajo para mí, documentando la vida de mi hijo, y el resultado se da en forma de álbum cada navidad. Me encanta sentarme con él su cumpleaños y mostrarte todo lo que ha crecido, y contarle con detalle lo increíble que ha sido el camino ya recorrido.

Como colofón a todo este camino de fotografía y aprendizaje interior, recopilé las mejores imágenes que tengo y creé mi primera exposición: Hazme Libre.

Este proyecto nació gracias a él, y además de un documento de valor incalculable para mí, es mi propio crecimiento a través del suyo. Reflexiones y conclusiones sobre mi forma de ver y sentir la infancia.

He sido de las primeras fotógrafas en España en introducir la fotografía documental. Unir la maternidad y la fotografía me ha aportado una visión muy respetuosa hacia la infancia donde los protagonistas son ellos.

Cuando me quedé embarazada perdí la oportunidad de hacer para mí fotografías de esa etapa tan maravillosa. Y después perdí el primer añito de mi hijo sin fotos que expresaran todo lo que yo sentía.

Esto pasó porque nunca encontré al fotógrafo de mis sueños. Yo quería recordar aquel momento, pero no sólo su carita perfecta. Quería llevarme conmigo la emoción en el pecho al mirarlo dormido y sentirlo feliz y tranquilo. Quería robar para siempre la sensación de llevarlo encima mientras paseábamos, cocinábamos o simplemente disfrutábamos del contacto.

Ansiaba encerrar para siempre el indescriptible sentimiento que me despertaba al alimentarlo con mi propio cuerpo mientras me miraba y jugaba con sus manitas.

En España, y sobre todo por aquel entonces, la fotografía de familia la sentía distante a todo lo que yo necesitaba. Así que trabajé y me formé para poder darles a otras familias todo lo que yo soñé en aquel tiempo.

Ahora para ti es posible, y contar vuestra historia será un privilegio para mí.

Familias que ya tienen su

sesión documental

Queríamos unas fotos para parar el tiempo en éste momento en el que estamos todos.

Pero Rebeca nos ha dado una sesión de fotos en la que sale el olor del pelo de Dani, el sonido de la risa de Beich, la mirada de dos hermanos lejanos, lo fuerte que aprietan los abrazos buenos, la luz que veo cuando miro a Lipe a los ojos y todo el amor que me sale del pecho para llenar a Dani.

Gracias por hacerlo tan fácil para nosotros ❤️❤️❤️❤️ Pienso subir toditas las fotos y atormentar al personal hasta que nos odien por pesados.

Sara

No tendré nunca palabras de agradecimiento suficientes para devolverte el cariño que pones detrás de tu cámara…Mis momentos con Lucía embarazada no tienen precio.. pero que me hayas cogido esas miradas que se dedican los hermanos de verdad.. te estaré eternamente agradecida.

María

No tendré nunca palabras de agradecimiento suficientes para devolverte el cariño que pones detrás de tu cámara…Mis momentos con Lucía embarazada no tienen precio.. pero que me hayas cogido esas miradas que se dedican los hermanos de verdad.. te estaré eternamente agradecida.

María

En clave personal

♥ He nacido, crecido y vivido en el mismo lugar siempre.  Parece que se está bien aquí 😀

♥ Me encanta cerrar los ojos, escuchar música y dejar libre el pensamiento. Viajar sola en el tren y mirar por la ventana sin nada en la cabeza.

♥ Me apasionan los edificios abandonados, me emociona imaginar todas las vidas que pasaron por allí, la energía que desprenden y como la luz dibuja en sus paredes.

♥ Me encanta viajar y salir de mi zona de confort. Lo necesito cada cierto tiempo. Me aburro con facilidad.

♥ El tiempo que no paso con mi familia, lo invierto en disfrutar de la vida con mis amigas. Cuando nos juntamos somos capaces de todo, tenernos es nuestro mayor súper poder.

♥ Y aunque tengo alma rebelde, romper las reglas es superior a mí.

♥ La foto de la derecha es uno de mis recuerdos favoritos; de acampada con la familia. En la foto con mi hermano.

Tengo unas ganas tremendas de mi sesión documental.

¿Cuál es el siguiente paso?

Puedes leer toda la información necesaria sobre mis sesiones documentales y mi forma de trabajar en otro lugar, ¿vienes?

CONTACTO

info@rebecalopeznoval.com
Suances, Cantabria

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies