Crecer. Cambiar. Para ser mejor.

Crecer. Cambiar. Para ser mejor.

Siempre que llega este momento del año pienso lo mismo: el calendario debería empezar en septiembre y terminar en junio. No sé cómo te vendría a ti, pero para mí así sería mucho más fácil.
Sé que para la mayoría de la gente el mes de junio también marca el final del año productivo. Después vienen los meses de verano, de parón general, de llegar con un ritmo más lento a todas partes y a todas las cosas. De gente que se va de vacaciones, de la administración que se paraliza y de sentarse en las terrazas a echar la tarde. Por eso es el momento idóneo para planificar lo de después, lo que empezará tras la pausa estival. Así que si estás conforme, lanzamos una campaña para que cambien el calendario ya. ¿No cuela?
Entonces, te contaré que éste ha sido mi primer año escolar 😀
El Señor Bajito comenzó el cole y con él las rutinas, los horarios y las idas y venidas al son de su maravillosa vida. Pero están a punto de terminar.
Por mi parte, he impartido 8 ediciones de cursos desde septiembre (se dice pronto) y toca ir cerrando para tomar unas vacaciones, coger aire, hacer barbacoas y (mi favorito) dormir hasta tarde. Pero antes de todo eso, hay algunas cosas que quedan por hacer. Te cuento.

Novedades, mudanza y un poco de misterio.

¿Qué ocurre cuando pegamos el estirón? Que se nos queda pequeña la ropa, las habitaciones parecen menguar y queremos cambios que sean visibles. Ya somos mayores y se tiene que notar. Pues algo parecido es lo que me está pasando.
Si conoces La Escuela de Mamá, sabrás que desde hace un par de años mis cursos de fotografía se han impartido desde allí. Han sido dos años de grandes aprendizajes y de trabajar con mujeres impresionantes. Pero mis cursos han crecido mucho y necesitan un espacio propio para seguir respirando y continuar su evolución, contigo. Así que durante estos meses de verano todo cambiará.
Voy a traer todos los bártulos de la escuela a esta web donde ahora me lees. Será un cambio de casa virtual. Y no sólo eso. La evolución tiene que ser coherente y proporcional a vuestro progreso. Sí, ¡tú has tenido algo que ver en todo este asunto!
Porque tú también has crecido como fotógrafa y eso se tiene que ver reflejado en mis talleres. Es por eso que los cursos de fotografía también mejoran y se hacen más grandes. Si tú creces, yo también, contigo; esto es un equipo.
_mg_7708
Por otra parte, voy a trabajar duro para mejorar el blog. Llevo apostando a tope por él desde hace ya unos cuantos meses y seguirá siendo de esta forma. Quiero que aquí puedas encontrar más información, mejor, más útil. Que te sirva y que te ayude. Así que, entre otras cosas, aquí encontrarás mis cursos al completo y los datos necesarios para que no pierdas nada que pueda interesarte.
Además, habrá otro tipo de novedades. Hay planes en el aire, proyectos y alguna idea loca. Claro que no te lo voy a contar todo, ¡estaría desvelando todos mis misterios! Prefiero dejarte con la intriga, porque ¿qué sería de la vida sin un poco de aliciente? Tengo que dejar algún enigma por resolver. Permanece atenta a tu pantalla 😉
Me despido por hoy, que hay mucho por hacer. Me remango ya mismo y me pongo a cambiar trastos de un sitio para otro. ¡A trabajar! Pero con alegría ♥

 

¿Tienes una historia para recordar? Fotografías que vencen al tiempo

¿Tienes una historia para recordar? Fotografías que vencen al tiempo

El tiempo es impredecible. Nunca sabes lo que va a ocurrir, en qué momento el universo va a decidir que tu vida debe cambiar. Un día, en un instante, considera que el asunto está muy monótono, que basta ya de tanto aburrimiento y de no saber qué es lo que de verdad te gusta, así que coge el tablero y le da un giro de 180º. ¡Zas! Y ahí estás tú, un poco mareada por tanto movimiento y el exceso de ilusión: con tus expectativas renovadas (porque las de antes ya no sirven), con más perspectiva (como si cerraras el diafragma y llegaras a ver más y más lejos) y trazando una nueva ruta para alcanzar otros objetivos.
Son momentos memorables que no quieres olvidar por nada del mundo.

Hace unos días se cumplieron 2 años de uno de esos momentos.

Todo empezó de forma inocente. Hay palabras que se las lleva el viento (adiós, adiós palabras huecas) y otras que dan en el clavo y desencadenan toda clase de sucesos mágicos. ¡Cuidado con lo que decís y a quién! Podéis acabar en Irlanda, por lo menos.

Ábrete sésamo y otras palabras que abren puertas.

Un día se me ocurrió decirle a Ana (a quien conocía de un par de encuentros de mis viajes a Madrid) una gran verdad: «¡Qué guapos son tus niños!». Y lo siguiente que recuerdo es un «Pues vente a fotografiarlos» y a los 5 minutos ya estaba haciendo las maletas para pasar con ella y su familia unos días en la ciudad que les acogió durante un tiempo. ¡Así son las cosas con Ana! y a mí no me lo tienen que pedir dos veces, claro. Rumbo a Dublín se ha dicho; pues allá que voy.

Y tan contenta. ¿Por qué? Arrímate a la pantalla, que te voy a contar un secreto. Tengo 2 grandes anhelos a nivel fotográfico, que siempre (cada segundo de mi vida) quiero hacer realidad:

  • Poder realizar fotos de partos. Sí, futura mamá, sería un sueño inmortalizar para ti ese momento.
  • Viajar mientras hago fotos. Para mí, la fusión perfecta entre ocio y trabajo.

Uno lo cumplo con mucha asiduidad, porque no paro de moverme para realizar sesiones fotográficas, pero no me había hecho salir del país hasta entonces. El otro espero que no tarde en llegar, y ahí lo dejo, para quien lo quiera recoger 😉
Pero Ana me dio la posibilidad de cumplir mi SUEÑO, así en grande: viajar haciendo fotos. Y así este viaje se convirtió en mucho más que eso. Fue la puerta a grandes cosas y, entre ellas, la amistad que desde entonces nos une.

Si me sigues hace tiempo, habrás tenido ocasión de ver estas fotos, pero estoy segura de que te encantará recordarlas. Si llevas poco tiempo por aquí, te invito a que te des una vuelta por Dublín con esta preciosa familia Canaria.

Una sesión fotográfica muy especial.

En realidad, no podría decir que fuese una sesión. Más bien fue una EXPERIENCIA hecha fotografía. Fueron 4 días en su casa, con su familia, visitando Dublín y alrededores. Pero para terminar de colmarme de felicidad, además de todo esto, estuve acompañada de mi hijo. ¡Creo que no se puede pedir más! Sé que tú me entiendes.

Visitamos castillos, playas, parques impresionantes. Nos despertamos juntos, jugamos, comimos, reímos… Cada vez que me paseo por sus fotos, no puedo dejar de pensar que esto es lo que realmente quiero hacer: contar historias en imágenes.

Tengo la seguridad de que además, las fotos de Ana y su familia, ganarán mucho valor con el tiempo. Todas lo hacen, pero éstas más. De esta forma, su paso por este país quedará en sus memorias para siempre, y gracias a las fotos, podrán volver a esos momentos mágicos una y otra vez. Porque a mí me gusta jugar con ese niño travieso llamado Tiempo y, entre tú y yo, me encanta ganarle la partida a través de mis fotos.

Aquí otras palabras mágicas: gracias por leerme ♥

1
2

_x5a2234

_x5a2247

_x5a2264

_x5a2274

3 eventos para junio que no te puedes perder

3 eventos para junio que no te puedes perder

Hemos pasado ya el ecuador de Mayo así que ha llegado el momento de planificar la agenda para las semanas que vienen y, entre tú y yo, junio se presenta cargado de trabajo, viajes y encuentros maravillosos.

Así que si tienes en mente hacer tu sesión de fotos en los próximos meses, te recomiendo que no dejes para más tarde la reserva porque la agenda empieza a estar muy apretada.

En el post de hoy te traigo noticias frescas. Aquí va la primera: si vives en Tomelloso o Madrid, en unas semanas estaré de tour por estas ciudades. ¿Quieres más información? Pues sigue leyendo 😉

Junio está que arde.

Aunque durante los meses de verano me tomaré un descanso en cuanto a los cursos online, el trabajo continúa con las sesiones de fotos y otros talleres muy, muy especiales, y no quiero que pierdas la ocasión de participar en alguna de estas actividades si son de tu interés o de trabajar juntas si tienes la posibilidad, sólo porque no te haya llegado la información. Así que toma papel y lápiz, o acerca tu agenda para anotar todo aquello que pueda llamarte la atención. ¿Preparada? Empezamos.

Como sabes, me gusta moverme, viajar y conocer sitios nuevos. Los kilómetros nunca han sido un impedimento para realizar mi trabajo. Por eso voy a tener un mes movidito, con la cámara a cuestas, y con ganas infinitas de participar de estos planes impresionantes:

    • 3/4/5 de junio, curso familiar en Tomelloso: estoy deseando que llegue el primer fin de semana de junio. Pasaré 3 días en Tomelloso con familias que están deseando aprender fotografía y, sobre todo, disfrutar de ella.
      Un curso de un fin de semana en el que además conviviremos juntos y disfrutaremos de un entorno impresionante: Las Lagunas de Ruidera. Si eres de allí, no dejes pasar esta oportunidad, porque van a ser unos días bien chulos con tu familia. Las inscripciones están abiertas desde ayer  y las plazas son muy limitadas. Reserva tu plaza (o inscríbete aquí) para pasar un fin de semana fotográfico en familia, rodeado de un entorno natural de los que dejan con la boca abierta.

 

    • La semana del 6 al 12 de junio la pasaré en Madrid. Aprovecharé para disfrutar con mi familia, pero también tengo trabajo (ya te contaré más adelante de qué se trata 😉 ) Y, por supuesto, si te apetece una sesión fotográfica de familia y estás en Madrid, es tu oportunidad. No dudes en contactar conmigo cuanto antes para reservar tu cita. Hay pocos huecos disponibles, así que reserva cuanto antes.
    • 24/25/26 de junio, I Jornadas Fotográficas Coo 2016 de La Escuela de Mamá. El último fin de semana de este mes, lo pasaremos en grande. No puedo esperar a abrazar a las mujeres que se vienen a mi tierra a seguir aprendiendo conmigo. Mujeres que llevan ya mucho tiempo en la Comunidad Fotográfica que se ha ido formando a lo largo de estos años. Vamos a disfrutar de un fin de semana de risas, abrazos, y claro está, muchas fotos. Ya lo estamos preparando todo y va a ser genial. Acampada, familia, fotos y por supuesto, muchas risas.

 

Así que, como ves, tengo un junio de los que me gustan: ajetreado, sin parar de viajar y muchas personas especiales para retratar el momento. El tuyo y también el mío, porque estos encuentros también me enriquecen como persona y fotógrafa, me recargan las pilas y me dejan la cabeza como un avispero de ideas. Espero generar material suficiente como para llenar de imágenes el espacio que hay de Suances a la luna.

¿Lo has anotado todo? Cuento contigo ♥

Queridos 35…

Queridos 35…

Pues nada, aquí estoy un martes más, pero esta vez no es un martes cualquiera. Dicen por ahí que mañana cumplo años, 35 para ser exactos. A mi este número me pone nerviosa, a partir de mañana estaré más cerca de los 40 que de los 30, y aunque aún queda muuuuuuuuuucho (que sí, que queda mucho leñe!) pues empiezan a sudarme las manos…

Así que hoy te traigo un post un poco diferente, más personal, pero también lleno de fotos 🙂

¿Cómo dicen? ¿35? Creo que se han confundido. Esto debe ser de otra persona.

Algo no cuadra. Vale, sí, han pasado los años y según todos los cálculos, en efecto, mañana cumplo 35. Pero ¡no me siento para nada una persona de esa edad! ¡No y no!
Tengo energía, las cosas más claras y muchas ganas de dar guerra.

He viajado (pero aún tengo mucho pendiente), he querido con locura (pero todavía me queda mucho amor para repartir), he apostado por lo que quería ser en la vida y lo he logrado (pero aún me quedan muchas metas que alcanzar), tengo un Señor Bajito a mi lado (…), por mencionar sólo un puñado de metas alcanzadas; un cumpleaños más no va a poder con mi ánimo.

Así que, querida, ya que estamos aquí juntas, vamos a ponerle un poco de color a la vida. Te invito a festejar conmigo este aniversario, y para ello me gustaría que te hicieras con algún líquido elemento apropiado para brindar y que, con él en mano, siguieras la lectura de esta entrada. Vamos a echarnos unas risas. Juntas.

Abajo las crisis. ¡Arriba el rock’n’roll!

Los finales de etapas siempre invitan a reflexionar y hacer una especie de balance. Hoy quisiera compartir contigo algunos de esos momentos memorables (que te gustaría olvidar) de la historia de una mujer:

 

El descubrimiento de tu primera cana: mi primera cana fue con 20 años, y ahora tengo muuuuuuuuuuuchas. Tantas que me cuesta encontrar un pelo de mi color. Esto lo he remediado recientemente 😉

jpg
La primera vez que alguien te dice «señora». Suena a insulto, a guantazo en la cara y como tal se lo cuentas a tus amigos con mucha indignación. «Señora… ¡a mí! Cuánta indecencia.»

 

395545_10200325111867460_1270452669_n

El momento en el que te das cuenta de que tu reloj biológico no está sincronizado con tu edad mental. Porque no tenemos puesto el automático como el móvil, que se actualiza sin que le tenga que ajustar la hora. Qué maravilla. Pues eso no pasa con las personas. La mente por un lado, y la biología por otro.

483080_10200324167123842_2136021862_n

Cuando se te ocurre encender la radio para escuchar música y no conoces a ninguno de los grupos y cantantes. ¡¡¡A NINGUNO!!! Y no sólo es que no los conoces, es que piensas «¿qué mierda es esta?»

734932_10200321251090943_1018143343_n

¿Y cuando te descubres diciéndole cosas a tu hijo que te decían tus padres y que nunca pensaste que saldrían de tu boca? El declive.

47288_4912866696536_909493992_n

¿Te suena alguno?

El caso es que, lo quiera o no, los 35 han llegado. Aquí están, sin que nadie les llamara. Y han venido para quedarse.
Pero, ¿sabes lo que te digo? Que ahora me siento más yo. Mucho más fuerte, mucho más consciente de las cosas y de mí misma. En otras palabras: mucho más mujer. Si en algún momento echo de menos los 20, se me pasa pronto porque:

  • Ahora tengo una familia, sin la que no me imagino la vida. Esos días de poco descansar y mucho abrazar, ya nunca más los cambiaría por nada.
  • He conseguido hacer de mi vida lo que quería, realizarme como madre, como mujer y como empresaria. Lo he hecho con mucho esfuerzo y dedicación, pero me siento orgullosa del camino recorrido y deseando dar el primer paso del que me queda por recorrer.
  • Porque estos años me han dado a muchas mujeres impresionantes en mi vida, mujeres que no estaban en ella a mis 20, pero sin las que ya nada sería lo mismo ♥
  • Porque a mis 20 ya conocía y compartía la vida con mi compañero de viaje, y aunque no siempre es fácil, ahora es mucho más divertido y entretenido, ¡dónde va a parar!
  • Porque amo lo que hago, disfruto enseñando y, sobre todo, fotografiando a familias y a personas que están viviendo su momento. Y esto no podría haberlo hecho a los 20.
  • Y es impresionante pasearse por la vida, contemplar las maravillas que se muestran ante ti e ir recogiendo todas aquellas cosas bonitas que harán de tu día a día un hogar, un mundo mejor: experiencias, aventuras, risas, sorpresas, belleza, imágenes grabadas en la retina y, cómo no, personas, como cada una de vosotras, que se te quedan incrustadas en el alma. Sin el paso del tiempo, esto no habría sido posible.

Resumiendo: cumplo años, el DNI dice que 35, y aunque yo no estoy muy de acuerdo habrá que celebrarlo, ¿no? Así que me voy a marcar una fiesta, tomar un copazo y haceros un regalo: si compras uno de mis cursos sin tutoría antes del viernes, te regalo 1€ por cada año cumplido sobre el precio original.

¡La casa por la ventana!:

– 35€ euros de descuento pero ojo – sólo durante las próximas 48 horas (esta promoción finaliza el jueves a las 12pm)

Esta misma noche, a partir de las 12 pm, podrás adquirir cualquiera de mis cursos sin tutoría son este increíble descuento.

Entra en este link,y a partir de esta noche a las 12, introduce el código HAPPYDAYREBE y disfruta de tu curso favorito.

La entrega de tus fotos

La entrega de tus fotos

 

Como ya sabes, hace unas cuantas semanas, hice cambios importantes en las entregas de las sesiones. He reestructurado los packs, aunando lo que más éxito ha tenido durante el último año de trabajo. Sois muchos los que pedíais los archivos digitales en alta calidad, pero también muchos los que no queríais prescindir de un buen producto impreso. Un producto de calidad y diferente.

Ya sabes que yo siempre apuesto por el producto impreso, es nuestra única garantía de que el trabajo y vuestros recuerdos, perduren en el tiempo. Pero entiendo que desees tener las copias en alta calidad, para poder hacer tantas copias que desees y cuando te apetezca, sin tener que estar pendiente de mis plazos de entrega.

La entrega de tus fotos.

_x5a2544

Cuando se termina tu sesión de fotos, todavía queda gran trabajo por hacer. En ese momento comienza la magia, y tus fotos empiezan a tomar otra dimensión. Los recuerdos se quedan grabados para siempre, y una vez pasado todo el proceso de selcción y edición por mi parte, y pasado también tu criterio para seleccionar aquellas que más te gustan para recibirlas impresas, las fotos se envían a manos expertas para que puedas, por fin, tocarlas.

A mí este momento me encanta. En el caso de los álbumes, trabajamos en elegir lo mejor para tu sesión:

El mejor formato: dentro del tamaño elegido, a veces es mejor elegir un formato cuadrado, y en otras ocasiones, un formato apaisado.

La mejor portada: Me encanta elegir una portada que represente y resuma vuestra historia, parece trabajo fácil, pero tiene su aquel.

La mejor forma de contar vuestra historia: el álbum es un libro que narra la historia de ese momento vivido en la sesión. Hacer que las páginas cobren sentido, es un trabajo importante. Aquí, mi máxima es «menos es más». No por meter más fotos en el álbum, va a resultar mejor.

Los detalles son importantes: elegir entre un montón de colores para que vuestro álbum tenga un toque personal en el cosido. Es una de mis partes favoritas, sin duda. Siempre aporta personalidad a tu álbum.

_x5a2542

Cuando el trabajo está hecho, y el estudio se llena de preciosos álbumes con un montón de historias en su interior, es un momento único. Esta semana tengo dos embarazos, un recién nacido y dos comuniones en mi estudio. Se están preparando para viajar hasta sus casas, pero aún queda un poquito del proceso. Hay que mimarles y ponerles bonitos antes de despedirme de ellos, ¿quieres ver cómo se acaban las entregas?

Nos vemos la semana que vienen ♥

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Cuéntame qué necesitas.