Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Como cada vez que empieza algo nuevo, tengo un poco de dolor de barriga. Ya me he acostumbrado, y sé que forma parte del proceso de lanzarse al vacío, pero no puedo evitar pensar un poco en las posibilidades de estrellarme contra el suelo.

¿Llegaré a alguna parte con esto? ¿Tendré algo, poco o mucho que contar? Las dudas se suceden en mi cabeza, pero… ¿sabes qué? Que estoy muy feliz. Llevo una semana pensando en todo esto, dando forma a esta semilla que lleva ya más de dos años en mí, y que cada vez va cogiendo más cuerpo. Así que gracias por empujarme al precipicio.

Fotografiarnos a nosotras las mujeres es algo en lo que llevo un tiempo, pero muy poco a poco, de forma personal. Aprendiendo a mirarme a mí primero, después a otras mujeres que tengo a mi alrededor.

Y hace hoy una semana que lancé la página de información de este tipo de sesiones. Unas sesiones pensadas para hacerlas con mimo para nosotras. Para hacernos un regalo maravilloso. Porque no son las fotos en sí, es todo lo que viene con ellas: la experiencia de hacerlas, el diálogo que se crea entre tú y yo, el que se crea con la cámara y el que tendrás contigo misma. Es ver cómo te impresionas al verte a través de mis ojos. Cómo los nervios de los primeros minutos ante la cámara se van transformando y comienzas un viaje hacia dentro y te dejas llevar y sale todo… La fotografía es magia, y este tipo de sesiones es una de las cosas más bonitas que puedes hacer por ti.

Pero resulta que muchas, aunque lo estáis deseando, tenéis un miedo atroz que os paraliza. Miedo a veros mal.

Como te entiendo. A mí misma me ha pasado. Me he encontrado ahí y era paralizador, no por no querer hacerme fotos, que es algo con lo que podemos vivir. Pero todo lo que hay detrás de eso… eso es algo que te frena constantemente en tu vida. Porque hacerte fotos es estar contigo, es gustarte, aceptarte y darte valor. Y si no podemos hacer eso, no podemos hacer muchas otras cosas.

Y con todo ese sentir, con el mío, con el tuyo y con el del 94% de las mujeres de esta comunidad, nace donde reside la belleza.

No quiero extenderme más, porque para eso es el podcast. ¿Te apetece escucharlo?

No olvides dejarme abajo un comentario, estoy deseando leer tu opinión, y si quieres, tu propia historia.

Hasta el próximo martes ♥

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies