Te traigo un regalo

Te traigo un regalo

A pocos días de entrar en el último mes del año, y con algunas ciudades en plena locura de la Navidad (siempre digo que algún día acabará agosto y tendremos ya las luces encendidas), yo me empiezo a poner en modo fin de año.

Durante las próximas semanas, te traeré post súper especiales, cargados de ideas para regalar. Para que este año no nos pille el toro, y para que nuestros regalos sean especiales. Te los puedes autorregalar, se los puedes regalar a alguien, o puedes escribir a los Reyes y cruzar los dedos para que te los traigan a ti.

Hoy empiezo con uno muy chulo en el que llevo trabajando varias semanas. Pretende ser práctico, bonito y adaptable a tu gusto. Y es especial porque, es mi regalo para ti, que eres suscriptora de mi newsletter.

Por estar ahí todo el año leyendo mis idas y venidas. Por acompañarme y hacerme sentir que alguien me lee. Por todos esos mensajes de ánimo y de cariño que nos llegan al mail. Por el apoyo, las sugerencias y las confidencias. Por dejarme ver tu evolución en la fotografía, por compartir conmigo tu entusiasmo. Por valorar mi trabajo y respetarlo. Por ser compañera en este mundo de la fotografía. Te regalo un calendario del 2018 personalizable.

Alegra cada mes del año con tus fotografías favoritas.

Hace unas semanas hablé con Susana, de Selka Graphic Design para que diseñara un calendario. Quería algo muy sencillo, donde la imagen fuese la protagonista. Y ella, como siempre, se puso manos a la obra encantada con la idea.

Cada hoja de este calendario, tiene un espacio en el que podrás introducir la fotografía que elijas.
Lo descargas, colocas la imagen y a imprimir. Voilà! Ya lo tienes.

De forma que ahora tu mayor preocupación será seleccionar las 12 fotografías que irán en cada mes del año y pensar dónde lo vas a poner o a quién se lo vas a regalar.

 

Mi calendario personalizable.

Para comprobar el resultado, yo misma me sometí a la ardua tarea de seleccionar varias fotografías (que es más difícil de lo que parece, ojo) y crear mi propio calendario. Mira el resultado:

· ¿Qué necesitas para poder editar el archivo e introducir tus fotografías?

Necesitarías un programa como Photoshop Adobe. El formato editable es el .psd.

Pero, como alternativa, he creado también el calendario en formato pdf para que puedas imprimirlo tal cual y después colocar sobre cada hoja las fotografías con un adhesivo.

· ¿Cuál es la mejor forma de imprimirlo?

Te aconsejo que lo lleves a una imprenta, a no ser que tengas una impresora estupenda.

En una buena imprenta te imprimirán el calendario sobre el papel más adecuado y las imágenes quedarán nítidas, con todo su color. También creo que será lo más económico, puesto que las impresoras caseras suelen gastar mucha tinta cuando se imprime dibujos y fotografías, aunque no nos demos cuenta.

Además, así te quitas de problemas. Ellos se encargan de esta última etapa del proceso y tú sólo tienes que envolverlo después para regalar.

· ¿Podría regalarlo en formato digital, así como nos lo regalas pero con las fotografías que yo ponga?

Por supuesto. Si eres una persona tecnológica y prefieres enviar el calendario vía email o mensaje, también puedes guardarlo en un formato como el pdf, una vez que lo hayas editado. Desde el propio programa de Photoshop, al seleccionar “Guardar como” podrás elegir un formato más ligero.

>>> Descarga aquí tu calendario personalizable <<<

Recuerda que es sólo para suscriptores (si te suscribes ahora, también lo recibirás).

¿Has pensado ya en qué fotografías vas a colocar en él?

 

 

Cerrando la temporada escolar en el Albergue Juvenil San Vicente del Monte

Cerrando la temporada escolar en el Albergue Juvenil San Vicente del Monte

El primer cierre del año se hace en junio. Termina el cole, empieza el verano y aunque de momento una no se va de vacaciones, el trabajo de los cursos se relaja y empieza la puesta a punto para septiembre. Ahora es el momento de ponernos las pilas de puertas a dentro y de trabajar en todo lo que vendrá a partir del siguiente período, que espero que sea mucho y que te encante.

Y cómo no, también nos despedimos del curso escolar del Señor Bajito. Ha sido un año raro, la verdad. Su balance no es demasiado positivo, pero tenemos muchas esperanzas puestas en el siguiente. Además, hemos creado lazos con nuevos compañeros, hemos disfrutado de ellos un montón y ahora nos toca despedirnos hasta septiembre. Que para mí está ahí mismo, pero para él, es un pedazo importante de tiempo.

Y qué mejor forma de decir hasta luego, que yendo a un albergue para convivir juntos un par de días. Y allá que nos fuimos, al Albergue Juvenil San Vicente del Monte (Cantabria).

Nuestro fin de semana en el albergue

La verdad es que no tengo muchas fotos de estos días. La idea era hacer más, pero al final, si me pasaba el día fotografiando al grupo, no dejaba al Señor Bajito disfrutar a su manera con sus colegas. Así que me mantuve al margen y de paso yo disfruté de los míos 😀

Eso sí, hicimos cosas la mar de divertidas:

  • Visitamos a Cari, que nos explicó cómo se desarrolla todo el proceso de la lana. Desde la recogida y tratamiento, pasando por el hilado y después por el telar. Me encantó conocer este rincón tan maravilloso que ha creado esta artesana. La luz, el olor y las sensaciones que evocan todo el cariño y los productos naturales son una maravilla. Además nos contó un montón de cosas muy interesantes sobre plantas, colores y teñidos de la lana. Muy recomendable si pasas por este pueblo precioso de Cantabria.

 

  • Por la noche les preparamos a los niños (y a los mayores) una discoteca genial. Con sus luces, humo y, por su puesto, los hits del verano (no podían faltar). Aunque también hubo mucho rock 😉

 

 

 

Las noches siempre son lo mejor en estos sitios. Los niños se lo pasan como nunca y los adultos dormimos más bien poco pero también nos echamos unas risas (y unos bailes).

Robarle unas horas al sueño menos merece la pena sólo por verles disfrutar.

Eso sí, a la mañana siguiente, nos levantamos todos con las pilas nuevas, listos para disfrutar de otro día, y nos fuimos a recoger ricos arándanos ecológicos en una finca muy cerca del albergue. Si pasas por la zona, acércate a visitarla. Además de recoger tus propios arándanos (están deliciosos), disfrutarás de un paisaje increíble.

Y para terminar las jornadas, un chapuzón en el río. ¿Hay algo más refrescante que esto? Que estos días el calor a llegado también a nuestra tierra y sólo pensamos en mantenernos a remojo el mayor tiempo posible.

Y así termina nuestra temporada de cole 16/17. Por mi parte, contarte que estoy preparando una clase especial para este verano, que te va a servir de mucha ayuda para sacar fotos con este solazo y en horas complicadas. Así que, si no te quieres perder la información en cuanto esté disponible, apúntate a la lista de espera. Te va a gustar, te lo aseguro 😀

Por mi parte, me despido hasta el próximo martes porque, como digo, de momento la menda no tiene vacaciones.

Nos vemos por aquí. Y avísame si vienes por mi tierra y quieres un recuerdo precioso de tu estancia aquí. Me encantará conocerte a ti y a tu familia.

Un abrazo ♥


El otoño en familia

El otoño en familia

Lunes festivo en Cantabria, y un fin de semana otoño-primaveral con una media de más de 20 grados. Pués así da gusto entrar en Noviembre 🙂

Y nosotros nos lo hemos pasado genial de paseo por el bosque, disfrutando del calorcito, de los colores y de la luz de estos días tan estupendos que nos están regalando. Y es que, insisto, otoño es mi estación favorita para fotografiar en exteriores, y yo sigo descubriendo sitios maravillosos para hacer sesiones de este tipo.

¡Ah! por cierto, antes de dejarte con las fotos de hoy, permanece muy atenta, porque en breve te traigo noticias sobre algo nuevo que estoy preparando para este mes. ¡No te lo pierdas!

Ahora sí, te dejo con las fotos del lunes, para comenzar la semana con más energía:

21

20

19

18

17

16

15

14

13

12a

12

11

10

9

8

7

6

5

3

2

1

Preboda en familia | Cantabria

Preboda en familia | Cantabria

Conocí a Leti hace unos 3 años en Madrid, en uno de esos saraos de emprendedores. Allí la conocí junto a Cris, su socia de Froggies, y quedé totalmente enganchada a estas mujeres y su proyecto.

Hace unos meses Leti me contactó para contarme que se casaba, y pedirme que fuera yo quien inmotalizara ese momento.

Mi primera respuesta fue la misma que he dado cada vez que alguien me ha pedido que fotografiase una boda: “No hago bodas, los siento. Te paso algunos contactos de fotógrafos que se dedican a ello y a los que admiro muchísimo…”

Pero Leti no se dió por vencida. Me contó que se casarían en mi tierra, que les encanta, que vienen cada vez que pueden. Me mostró fotos del sitio en el que se casarían, me hizo reir y por qué no decirlo, hizo que me sintiera un poco especial por tener tantas ganas de que fuera yo su fotógrafa.

Después de algunas charlas y mucho pensar, le dije que sí (parece que la que me caso soy yo). Y este pasado fin de semana pasé una tarde divertida, un poco gris y pasada por agua (es lo que tiene elegir Cantabria para estas cosas) con su familia. Sí, porque Leti se casa con David, pero ese día habrá otra protagonista en la fiesta: Vera, de casi año y medio.

Así que ha sido una preboda familiar, una preboda diferente, pero llena de amor, igual que el resto.

Te dejo ya con Leticia, David y Vera.

_x5a4427

_x5a4413

_x5a4548

_x5a4544

_x5a4694

_x5a4501

_x5a4489

_x5a4485

_x5a4447

_x5a4443

_x5a4436

_x5a4629

_x5a4624-2

_x5a4556

_x5a4596

_x5a4830

_x5a4815

_x5a4806

_x5a4802

_x5a4871

_x5a4886

_x5a4916

_x5a4386

_x5a5074  _x5a5032

_x5a5018

_x5a4942

_x5a4929

_x5a5046

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies