Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Si me sigues en Instagram, ya sabrás que hace unos días encargué una mochila nueva para llevar mi equipo fotográfico. Ha sido una decisión muy meditada durante varios meses. Y tras ver diferentes modelos, me decanté por la mochila de Compagnon, una empresa alemana que ha diseñado una mochila increíblemente maravillosa.

Yo buscaba varias características en mi mochila:

Que me permitiese llevar todo el equipo de forma holgada. Suelo viajar, y últimamente la mochila que tengo se me queda muy pequeña, lo que hace que me resulte incómoda.

Que fuese segura. Llevo mucho dinero metido en ella (en equipo), así que para mí es prioridad sentirme segura cuando voy de aquí para allá con todo eso colgado en mi espalda.

– Que fuese bonita. Me paso mucho tiempo con esta mochila encima, así que la estética también era importante.

Tener capacidad extra para ropa u otros enseres. Este punto no era imprescindible, pero desde luego era un plus, porque cuando hago viajes cortos en los que no necesito llevar mucha ropa cargar con maleta es una incomodidad; así que si lo puedo llevar todo en una, mejor que mejor.

Tres finalistas y una ganadora.

Si quieres, otro día te cuento quienes fueron mis tres finalistas. Pero hoy te diré que tras mucho pensarlo, y aunque con alguna duda por su gran tamaño, me decanté por el modelo Compagnon. Cumplía todos los requisitos que quería en una mochila.

Hasta la sometí a votación entre la familia y ganó por goleada. Así que me decidí a dejar atrás la duda del tamaño y me lancé a por ella.

La Experiencia de compra

En el vídeo de más abajo verás mis primeras impresiones sobre la mochila, ya que la veo por primera vez delante de la cámara. Y verás que estoy encantada con ella. Hoy, tras una semana con ella en casa y probándola un poquito este fin de semana, sigo opinando que el producto es de 10. Tiene una calidad innegable, y es súper bonita.

De la comodidad te hablaré más adelante, cuando la trote un poco y pueda hablar de ella con más conocimiento.

Pero ahora te quiero hablar de la experiencia de compra. Esto es algo que no sale en el vídeo, y que creo que es importante que te cuente.

La compra y atención al cliente.

Para empezar, el primer intento de compra fue frustrado, porque cuando quise introducir mi NIF intracomunitario, no tenía la opción. Si eres autónoma, sabrás que cuando compras en la UE, puedes sacarte tu NIF intracomunitario y de esta forma no pagar el IVA de los productos que adquieras.

Traté de ponerme en contacto con la empresa vía mail, pero algo debía de estar mal, porque tras un par de intentos, los mails se devolvían y no llegaban a su destino.

Decidí escribir por Instagram , aunque no me gusta utilizar las redes para contactar con las empresas, en esta ocasión no veía otra forma.

Al día siguiente, fueron ellos quienes me contactaron a mí, ya que habían visto que había intentado comprar, pero no había terminado; así que me preguntaban si me había echado para atrás o tenía algún problema.

Les expliqué la situación, y muy amablemente hicimos la gestión de forma manual, ya que en la web no tienen opción de hacerlo. En unos cuantos mails habíamos hecho la compra.

El proceso de compra no fue perfecto, pero creo que ellos resolvieron bien la situación y bastante rápido.

La entrega

No esperaba que llegase tan pronto. Hice la compra un miércoles, y el lunes ya estaba en casa. Así que me puse muy contenta cuando llegó, ya que la esperaba para finales de semana.

Siempre gusta recibir tus compras cuanto antes, así que la entrega genial.

La prueba de fuego

Siempre digo que todos podemos cometer errores, y no pasa nada. Pero lo que es realmente importante es cómo nos enfrentamos a esos errores.

Yo había pensado bastante la combinación de colores que quería para la mochila. Tienen una buena variedad, y todos preciosos. Pero al final me decidí por la roja y marrón. Aunque para mi sorpresa, enviaron la roja y negra.

Está bien, no pasa nada.

Pero al contactar con ellos, la solución que me ofrecían, era enviar de vuelta esta mochila, y hacerme esperar 3 semanas para tener la otra, ya que habían actualizado su stock y ya no tenían este modelo disponible.

Aclaro que cuando yo realicé la compra sí estaba disponible, o al menos así aparecía en su web, porque luego me explicaron que no tenían automatizado el stock de sus productos.

No sé si fue una equivocación sin más, o si se vieron sin la marrón y enviaron esta, y sólo tras mi reclamación me dieron una solución que personalmente, no me gustó nada. Yo quiero y necesito mi mochila, y esperar 3 semanas por una equivocación suya, no era una opción para mí.

Cómo no me daban otra opción, y el producto me gustaba, decidí quedarme con ella.

Pero mi experiencia se ha visto ensuciada y la verdad es que me ha quedado un sabor amargo.

Una reflexión

Para despedirme, lo hago con una reflexión que he hecho durante estos días. Y que por supuesto, aplicaré a mis propios servicios.

Si tienes un producto o servicio increíble, no lo estropees con una mala atención al cliente. Convierte tu error en una oportunidad para dejar a tu cliente impresionado y feliz.

Ahora sí, hasta el próximo martes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies