Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Entrevista a la ganadora del Reto #agostoen31clicks de 2016

Entrevista a la ganadora del Reto #agostoen31clicks de 2016

A tan sólo unos días de comenzar una nueva edición de nuestro reto del verano, traigo a la ganadora del año pasado, que disfrutó de una beca para hacer los cursos online, para que te cuente de primera mano cómo fue su paso por Agosto en 31 clicks.

Ella es Lorena, de México, mamá de 3 maravillosos niños y educadora. Además, se dedica a promover y acompañar el contacto y la crianza de otras madres y padres. Se confiesa amante de la fotografía tras todos estos meses practicando.

Y te voy a ser sincera, dar un premio de esta envergadura no es sencillo. La decisión de quién se lleva la beca formativa no es aleatoria, sino que requiere un análisis objetivo de la participación realizada en el reto. Hay que elegir a alguien a quien veas con potencial pero que no sepa de fotografía y, sin embargo, tenga muchas ganas de aprender. Y claro está, alguien con mucha capacidad de trabajo que esté dispuesta a estar durante medio año, formándose y realizando un curso tras otro.

Tengo que decir, que tras todo este tiempo y ver la implicación y la evolución de Lorena, no puedo estar más contenta con la decisión de darle a ella la beca. Su trabajo ha sido extraordinario, pero sus ganas, su inquietud por avanzar son dignas de ser nombradas y reconocidas.

Sin ninguna duda, ha sido una gran merecedora de este premio.

? Lorena, ¿cuál era tu nivel de fotografía antes de hacer el reto?

Si hay nivel menos cero, ese era el mío. Siempre me llamó la atención la fotografía pero nunca la había aprendido. Recuerdo toda mi secundaria con una cámara de rollo colgando de mi cinturón todos los días. Gastaba bastante dinero en revelados porque me apasionaba la posibilidad de congelar momentos y emociones, pero lo hacía así, a lo loco. Después de esa época, la fotografía en mi vida no pasaba de lo que podía pescar con el móvil, así, como todo el mundo.

? ¿Por qué te apuntaste al reto y qué esperabas de él? ¿Tenías alguna motivación en concreto o fue algo impulsivo?

Supe de tu existencia y la de tu cámara, cuando vi las fotos de familia que le hiciste a Elena, y me encantaron. Como me quedó clarísimo que quería unas para mí, no dudé en aprovechar mi viaje al otro lado del charco para encargarte un estudio y, aunque todavía no sabía de la existencia del famoso reto, ese día me quedé con el cuscús de la fotografía. Así que, en cuanto vi la invitación en Facebook a #agostoen31clicks, no lo dudé ni un momento. ¿Motivación? Pues leí las bases y pensé, ¡vaya premio! Pero lo digo de verdad, nunca pensé que podría ganarlo, éramos cientos de participantes, yo no iba a por él. Me inscribí porque me parecía super divertido, fue sólo por eso, por pasarlo bien.

? ¿Cuál fue tu experiencia durante el reto? ¿Te resultó motivador? ¿Encontraste dificultades? ¿Qué es lo que más te gustó del desafío?

El reto me atrapó desde el día uno, es muy, muy motivador. Invité a participar como a 10 conocidas mías y eso le puso un toque especial, porque entre nosotras íbamos viendo las fotos de las demás y comentando.

Me declaré oficialmente enganchada cuando me vi a mi misma, a las 2 o 3 de la mañana, abriendo el mail para saber el tema del día (en México tenemos unas horas menos y el reto de cada día arrancaba antes de que acá saliera el sol). Así que antes de amanecer mi cabeza ya estaba tramando la foto del día.

Lo que no me esperaba era aprender sobre fotografía. De verdad que el tip de cada día fue para mí un gran regalo, porque pude integrar algunas ideas de composición y edición que sin darme cuenta iban transformando mis fotografías.

¿Dificultades? Creo que si estás motivada y tienes un móvil a la mano (y tres hijos, je), pues va saliendo sin darte cuenta. Es que es divertido. Hay días que cuesta un poco, que lo que se logra no te convence, pero nada que no se pueda resolver con un poco de paciencia y observación.

? Nos gusta pensar que el reto, aunque tenga premios para animar a la participación, es también un desafío personal bastante fuerte. Hay que demostrar constancia, algo de organización y echarle bastante imaginación al asunto. ¿Lorena, a ti qué te aportó Agosto 31 clicks en el plano personal?

Creo que completar el reto sí es un reto, valga la redundancia. Yo aprendí que lo que no me era fácil es recuperar temas anteriores, en cuanto me atrasada un día ya me sentía menos motivada. Así que decidí hacer lo posible por ir en tiempo, aunque a veces mi “orgullo” me hacía dudar de subir alguna foto que no me gustaba mucho, subirlas tal cual me ayudó más a poder terminar. Ser constante y despertar cada día con el tema ya en la cabeza, para llevar la antena  puesta y estar atenta para detectar ese momento inesperado que te trae la foto que buscas. Esa sensación de ir al día y sobretodo de terminar el reto en tiempo, fue muy gratificante para mí. Echar un vistazo de vez en cuanto a todas las fotos me encantaba y me encanta todavía.

? El reto también ha servido para ver otras galerías de fotografías a las que quedarse enganchada. En tu caso, ¿descubriste otros perfiles de Instagram de compañeras del reto que no conocías y que ahora sigues?

Sí, claro. Para empezar, yo no tenía cuenta de Instagram, la abrí para el reto. Así que las personas a las que sigo básicamente las fui siguiendo durante el reto. Hacer clic en el hashtag del día y ver el trabajo de los demás participantes me iba mostrando estilos diferentes y muy interesante que poco a poco iba siguiendo, y aprendiendo de ellos también. Bueno, eso y los que nos recomendabas durante el reto, fotógrafos profesionales que definitivamente inspiran.

? Hace poco, hablando con una amiga, recordaba que el año pasado el tema de uno de los días fue “nubes”, y que justo ese día no había ni una en el cielo español. Estaba limpio y reluciente, pero sin embargo la gente se volcó con imaginación y buscó nubes o una representación de ellas de otras formas. Nos divirtió volver a recordar lo ocurrentes que habían sido algunos participantes.
¿Recuerdas algún tema del reto con el que tengas algo que destacar? Quizá algún recuerdo especial por la dificultad del tema, o por algo que ocurrió mientras buscabas al foto, una anécdota, etc. Nos encantaría saber qué foto es para poder publicarla con la entrevista.

Yo creo que sería #splash31clicks. Esa foto fue para mí muy difícil porque estaba en un baño pequeño, de noche, con poca luz y artificial (y por primera vez consciente de lo que significa tomar una foto en esas condiciones). Empezaba a hacer mis intentos de manejar un poco los parámetros. Quería que se viera el agua que brinca de la tina así que por primera vez tuve que pensar un poco en eso de la velocidad y el ISO, cosas totalmente nuevas para mí pero que iba aprendiendo en los tips que nos compartías en los mails del reto. Sí, estaba en el móvil, pero usaba Procam aplicación que también conocí por ti.

? A veces me gusta recuperar las fotografías presentadas a través del hashtag #agostoen31clicks. ¿Lo has hecho alguna vez, echar la vista atrás y ver las fotografías que presentaste en su conjunto?

Sí, muchísimas veces. Como ya dije, abrí Instagram para el reto y son las primeras 31 fotos de mi perfil. Cuando voy a por una siempre echo un ojo a todas y me encanta volver a vivir desde el recuerdo.

? Y de todas las fotografías que hiciste para el reto, si sólo pudieras elegir una, ¿con cuál te quedarías? Es difícil señalar sólo una, lo sé. 

Me cuesta mucho escoger. Por un lado, en casi todas salen mis hijos, así que pierdo toda objetividad y me gana el corazón. A cada una le encuentro algo especial. Pero si tuviera que elegir sólo una me quedo con #lineas31clicks.

? ¿Por qué elegirías esa?

Esta foto me gustó por la experiencia al tomarla. Mi hija estaba jugando en las escaleras y yo sólo coloqué la reja de madera y me senté a observarla. Tomé muchísimas fotos. Al principio ella me miraba, me hablaba, posaba, hasta que se acostumbró a verme ahí y se puso a su mundo, como si yo no estuviera. Me gustó el resultado  pero sobretodo me gustó esa experiencia de estar un rato observando en silencio y esperando la foto del día. Esa sensación de no provocar la foto sino de esperarla. Me gustó sentirme un espectador invisible.

? Ahora llega la típica pregunta, la que no puede faltar, la comprometida… ¿te esperabas ganar?

Nunca jamás. Ya lo comenté un poco arriba, leí los premios y pasé un poco de largo porque no los veía cercanos en absoluto. Éramos cientos de participantes y yo nunca me había ganado nada, además de que yo no tenía ni idea de fotografía y había fotos muy buenas en el reto. Creo que ver tantas participaciones en el reto fue bueno para mí, porque me hacía pensar que era imposible ganar así que me centré únicamente en divertirme, en la experiencia de terminarlo. Es más, el día que se publicó la ganadora, o sea yo, je, no abrí el mail temprano, me puse a hacer otras cosas. Entonces una amiga me mandó un mensaje al celular que decía: “Estoy emocionadísima, ¿ya viste tu mail?” Yo no entendía de qué me hablaba, le pregunté que a qué se refería y sólo me contestaba: “¡abre tu mail!”

Puf, cuando leí mi nombre no podía creerlo, ¡qué emoción! Me regresé al principio del mail para volver a leer con calma, a ver si es que había entendido bien el mensaje. Luego tomé una captura de pantalla y lo mandé a mi familia y amigos. ¡Había ganado! Todavía me emociono muchísimo de recordarlo.

? Ha sido un año intenso desde enero a junio, formándote con los cursos que te ganaste como premio. Empezaste con Fotografía desde Cero, después llegaron Héroes y EncuadrArte y hace poco has finalizado tu beca con el curso de I love Me.
¿Cómo te sentías con la fotografía antes de realizar los cursos y cómo te sientes ahora?, ¿crees que has evolucionado desde entonces?

Bueno, como la noche y el día. Tengo claro clarísimo que este camino se hace andando, que me falta y me cuelga un montón de tiempo y de experiencia para asentar, tomar estilo, perfeccionar. Pero no puedo ni comparar lo que sabía y vivía con la fotografía de lo que sé y vivo ahora. Desde entender y manejar mi cámara, cuestiones técnicas, de composición, de manejo de luces, etc. Hasta la manera como me siento y me pongo detrás de ella. Y sobre todo es que las miro de manera distinta, tanto mis fotos como las de otros. Ahora siento que miro mucho más allá de lo que podía mirar antes. Creo que más allá de lo aprendido, hoy puedo mirar un poco más le experiencia de quien la tomó y la emoción que llevaba esa foto detrás. Es como otra manera de ser y estar tanto detrás de la cámara como de frente a las fotografías.

? ¿Qué curso es el que más te ha sorprendido? ¿Dónde sientes que has hecho la mayor evolución? ¿Con cuál te has divertido más?

Cuando estaba en el primer curso pensaba: wow, este será el mejor de todos. Pero luego llegaba el segundo y me pasaba lo mismo, y con el tercero y el cuarto. Yo creo que es que cada uno tiene lo suyo que lo hace especial y que no puedo irme por uno más que por otro.

En Fotografía desde cero es en el que más aprendí. Por eso, porque llegué en menos cero y salí de él incapaz de volver a poner mi cámara en automático, no puedo, ya no me sabe igual. No puedo expresar todo lo que aprendí.

Ejercicio final de Lorena para Fotografía desde Cero (febrero (2017)

Héroes es una gozada. De este salieron las fotos que más me gustaron, porque son mis hijos los que le dan ese plus a mi vida y por lo tanto a mis fotos. Aprender a mirarlos de diferente manera y de congelar para siempre esos momentos, esas caritas sucias, esas risas, esas poses. Este curso es un tesoro que toda madre debería regalarse.

Ejercicio de Lorena para la primera semana de Héroes (marzo 2017)

Encuadrarte fue el que más me costó. No fue fácil meterme a retos mayores de composición a menos de dos meses de haber usado mi cámara en manual por primera vez. Pero me deja grandes ideas y algunos intentos de mirar más allá de la foto del día a día.

Trabajo de Lorena para la primera semana de Encuadrarte (mayo 2017)

I love me fue simplemente maravilloso. Llegué con bastantes reservas, eso de estar de frente al objetivo me ponía muy nerviosa. Acabé más que encantada con esta experiencia de mirarme y reconocerme. De atreverme a estar sola frente a la cámara y de compartir con un grupo de mujeres que vivían este mismo proceso a la vez que yo y que también lo compartían conmigo. De este curso salí muy contenta de estar conmigo y de mirarme en todos los sentidos. Es un curso para amarse, tal cual.

Así que si alguien me pregunta cuál tomar, yo le diría que todos y pronto. Me siento más que encantada por la experiencia y todo lo que me llevo. Muchísimas gracias, Rebeca, de corazón.

Trabajo de Lorena para la segunda semana de I Love Me

Gracias a ti, Lorena. Por tu capacidad de trabajo y por ser la alumna ideal durante todos estos meses ♥

Puedes ver las fotografías que Lorena presentó en el reto pinchando sobre este hashtag: #lorenabgv31clicks

Y tú, ¿quieres ser la ganadora de este año? A Lorena le parecía algo imposible, pero lo consiguió. recuerda que no se trata de ser la mejor haciendo fotos, se trata de ponerle muchas ganas, porque eso es lo que aprecio en mis cursos, personas con muchas ganas de aprender y mucha pasión por la fotografía.

El primer paso es apuntarse al reto, ¿lo has hecho ya?

Cómo comprar una cámara nueva en 5 pasos

Cómo comprar una cámara nueva en 5 pasos

Hay compras que se resuelven en el momento, que se hacen sin pensar porque no tienen más trascendencia que aliviar una necesidad momentánea o darse un capricho. Pero hay otras que pueden quitarte el sueño si implican un desembolso grande de dinero (palabras mayores), si se trata de algo que presumiblemente vas a utilizar durante mucho tiempo o si hay grandes diferencias entre modelos, tamaños, características técnicas… Si para colmo es un producto sobre el que no controlas demasiado, ya es el acabose.

Quiero echarte una mano con tu próxima compra de una cámara fotográfica.

Sinceramente, creo que este post te va a servir para prácticamente cualquier adquisición, y no sólo para hacerte con tu cámara. De hecho, yo misma seguí estos pasos hace unas semanas para decidirme por una nueva mochila para mi equipo.

Pero en muchas ocasiones me escribís o me preguntáis que cámara os podéis comprar. Y yo no suelo dar grandes respuestas, porque no las tengo. Adquirir una cámara es algo muy personal, entran en juego factores como el presupuesto del que dispongas y el uso que se le vayas a dar. Y claro está, cada uno contamos con un dinero y con unas intenciones de uso diferentes.

Así que, en vez de decirte qué modelo te tienes que comprar, te voy a indicar 5 pasos que doy habitualmente cuando yo misma tengo que comprarme equipo nuevo, o cualquier otra cosa.

Paso 1: Marca tu presupuesto + características.

Es importantísimo que te marques un presupuesto. Sobre todo cuando de una cámara se trata, porque tenemos precios muy diferentes. Así que piensa cuánto quieres invertir en tu cámara y, aunque seas un poco flexible, te servirá para hacer tu primera criba importante.

Una vez que marques el dinero tope que te vas a gastar, te recomiendo que hagas una lista con las características imprescindibles que quieres que tenga tu cámara de fotos.

Si llevas un tiempo en esto de la fotografía, seguramente lo tendrás bastante claro porque habrás utilizado ya una cámara, sabrás qué carencias tiene y qué es lo que necesitas mejorar en el próximo modelo que tengas. Siempre es más fácil hacer una selección desde esta posición.

Por el contrario, si eres totalmente nueva y va a ser tu primera inversión importante en la fotografía, te recomiendo que valores estos puntos:

  • Los diferentes modelos que existen (compactas, bridge, réflex). Piensa de nuevo en tu presupuesto y también lo dispuesta que estés a seguir invirtiendo una vez que empiezas, porque las réflex suelen ocasionar más gastos (si quieres tener más objetivos, por ejemplo) pero también muchas más posibilidades.
  • Valora el peso y volumen. Es un punto importante. Si vas a llevarla mucho encima, si sueles cargar con muchas otras cosas y es un peso añadido, etc.
  • Las marcas. Si te decides por una réflex, mi recomendación es que busques un modelo entre las marcas Canon o Nikon. Hay otras muchas marcas que son muy buenas, pero con estas dos te garantizas que los precios de los accesorios que compres más adelante sean más baratos (objetivos y otras cosas).

Paso 2: Fase de investigación

Una vez que has delimitado tu presupuesto y las características que le pides a tu nueva cámara, te recomiendo que busques mucha información.

No te limites a leer las páginas de las marcas, esas páginas están creadas para vender. Está bien que les eches un ojo, mires las especificaciones técnicas y veas qué posibilidades te ofrecen. Pero después, crea una lista con los diferentes modelos y sigue buscando información sobre ellos.

Esta vez haz búsquedas en Google, en foros de aficionados a la fotografía, en grupos de Facebook, en YouTube… Busca reviews, comparativas, etc.

Esta fase es la más larga y la que más dolor de cabeza suele dar. Porque encontrarás muchas cosas que quieres, pero que no entran en tu presupuesto. Mantén la cabeza fría, recuerda tu tope de dinero y no te olvides nunca de esas características que son imprescindibles para ti.

Paso 3: Crea un listado

Puedes hacerlo en un Excel, a mano o como mejor te apañes. Pero es importante que hagas una tabla con todos los modelos que te gustan y que has ido descubriendo en la fase de investigación.

No sólo apuntes el modelo, esta vez necesitas juntar toda la información relevante:

  • Precio
  • Y todas las características de cada una de las cámaras.

De esta forma será muy sencillo hacer una comparativa e ir viendo cuales de ellas cumplen las especificaciones que pedíamos en el primero de los puntos.

Seguro que muchos modelos caen rápidamente. Por precio o porque no cumple con lo que necesitas.

Paso 4: Los finalistas

Quédate con 3 modelos como mucho. Rehaz esa lista que hiciste, pero en esta ocasión, sólo con los modelos que hayan llegado hasta el final.

Contempla las características que pedías a una cámara, y mira cuál de ellas los cumple mejor.

En esta fase, puedes hacer otra investigación más profunda sobre estos 3 modelos. Y dejar reposar la decisión un tiempo también es importante.

Si alguno de esos modelos sobrepasa el precio que habías marcado en un principio, piensa si ese incremento te lo puedes permitir y, si es así, si realmente merece la pena. Es decir, si las características de esa cámara merecen pagar más por ella.

Paso 5: Resolver dudas

Puede que seas una persona decidida y con ideas muy claras, y en el punto 4 ya tomes una decisión en firme. Pero si necesitas un poco más de ayuda para escoger tu cámara puedes llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Puedes acudir a unos grandes almacenes y pedir información sobre los modelos que tienes en mente. La gente que trabaja en estos sitios no siempre sabe mucho sobre lo que venden, pero si tienes suerte, puede que te despeje algunas dudas.
  • Haz una encuesta entre las personas que conoces. Explícales lo que buscas y tus finalistas. Explica los pros y los contras de cada modelo, y seguro que ellos te dan una visión más práctica.

Normalmente, cuando estamos muy metidos en una toma de decisiones de este tipo, nos cuesta ver las cosas de forma práctica, así que las consultas exteriores siempre nos aportan ese punto que necesitamos.

Si quieres aprender a usar tu réflex

¿Te has decidido por una réflex? Una gran elección, sea cual sea el modelo, te dará grandes satisfacciones. Pero ahora tienes un largo camino por recorrer, ¡hay que aprender a utilizarla!

Pues estás de suerte, porque durante todo el mes de agosto estaré llevando a cabo la 2ª edición del reto #agostoen31clicks. En él, proponemos cada día un tema para fotografiar, pero además te doy algunos consejos para aprender a utilizar este tipo de cámaras.

¿Te unes?

Unboxing y experiencia de compra de la mochila compagnon

Unboxing y experiencia de compra de la mochila compagnon

Si me sigues en Instagram, ya sabrás que hace unos días encargué una mochila nueva para llevar mi equipo fotográfico. Ha sido una decisión muy meditada durante varios meses. Y tras ver diferentes modelos, me decanté por la mochila de Compagnon, una empresa alemana que ha diseñado una mochila increíblemente maravillosa.

Yo buscaba varias características en mi mochila:

Que me permitiese llevar todo el equipo de forma holgada. Suelo viajar, y últimamente la mochila que tengo se me queda muy pequeña, lo que hace que me resulte incómoda.

Que fuese segura. Llevo mucho dinero metido en ella (en equipo), así que para mí es prioridad sentirme segura cuando voy de aquí para allá con todo eso colgado en mi espalda.

– Que fuese bonita. Me paso mucho tiempo con esta mochila encima, así que la estética también era importante.

Tener capacidad extra para ropa u otros enseres. Este punto no era imprescindible, pero desde luego era un plus, porque cuando hago viajes cortos en los que no necesito llevar mucha ropa cargar con maleta es una incomodidad; así que si lo puedo llevar todo en una, mejor que mejor.

Tres finalistas y una ganadora.

Si quieres, otro día te cuento quienes fueron mis tres finalistas. Pero hoy te diré que tras mucho pensarlo, y aunque con alguna duda por su gran tamaño, me decanté por el modelo Compagnon. Cumplía todos los requisitos que quería en una mochila.

Hasta la sometí a votación entre la familia y ganó por goleada. Así que me decidí a dejar atrás la duda del tamaño y me lancé a por ella.

La Experiencia de compra

En el vídeo de más abajo verás mis primeras impresiones sobre la mochila, ya que la veo por primera vez delante de la cámara. Y verás que estoy encantada con ella. Hoy, tras una semana con ella en casa y probándola un poquito este fin de semana, sigo opinando que el producto es de 10. Tiene una calidad innegable, y es súper bonita.

De la comodidad te hablaré más adelante, cuando la trote un poco y pueda hablar de ella con más conocimiento.

Pero ahora te quiero hablar de la experiencia de compra. Esto es algo que no sale en el vídeo, y que creo que es importante que te cuente.

La compra y atención al cliente.

Para empezar, el primer intento de compra fue frustrado, porque cuando quise introducir mi NIF intracomunitario, no tenía la opción. Si eres autónoma, sabrás que cuando compras en la UE, puedes sacarte tu NIF intracomunitario y de esta forma no pagar el IVA de los productos que adquieras.

Traté de ponerme en contacto con la empresa vía mail, pero algo debía de estar mal, porque tras un par de intentos, los mails se devolvían y no llegaban a su destino.

Decidí escribir por Instagram , aunque no me gusta utilizar las redes para contactar con las empresas, en esta ocasión no veía otra forma.

Al día siguiente, fueron ellos quienes me contactaron a mí, ya que habían visto que había intentado comprar, pero no había terminado; así que me preguntaban si me había echado para atrás o tenía algún problema.

Les expliqué la situación, y muy amablemente hicimos la gestión de forma manual, ya que en la web no tienen opción de hacerlo. En unos cuantos mails habíamos hecho la compra.

El proceso de compra no fue perfecto, pero creo que ellos resolvieron bien la situación y bastante rápido.

La entrega

No esperaba que llegase tan pronto. Hice la compra un miércoles, y el lunes ya estaba en casa. Así que me puse muy contenta cuando llegó, ya que la esperaba para finales de semana.

Siempre gusta recibir tus compras cuanto antes, así que la entrega genial.

La prueba de fuego

Siempre digo que todos podemos cometer errores, y no pasa nada. Pero lo que es realmente importante es cómo nos enfrentamos a esos errores.

Yo había pensado bastante la combinación de colores que quería para la mochila. Tienen una buena variedad, y todos preciosos. Pero al final me decidí por la roja y marrón. Aunque para mi sorpresa, enviaron la roja y negra.

Está bien, no pasa nada.

Pero al contactar con ellos, la solución que me ofrecían, era enviar de vuelta esta mochila, y hacerme esperar 3 semanas para tener la otra, ya que habían actualizado su stock y ya no tenían este modelo disponible.

Aclaro que cuando yo realicé la compra sí estaba disponible, o al menos así aparecía en su web, porque luego me explicaron que no tenían automatizado el stock de sus productos.

No sé si fue una equivocación sin más, o si se vieron sin la marrón y enviaron esta, y sólo tras mi reclamación me dieron una solución que personalmente, no me gustó nada. Yo quiero y necesito mi mochila, y esperar 3 semanas por una equivocación suya, no era una opción para mí.

Cómo no me daban otra opción, y el producto me gustaba, decidí quedarme con ella.

Pero mi experiencia se ha visto ensuciada y la verdad es que me ha quedado un sabor amargo.

Una reflexión

Para despedirme, lo hago con una reflexión que he hecho durante estos días. Y que por supuesto, aplicaré a mis propios servicios.

Si tienes un producto o servicio increíble, no lo estropees con una mala atención al cliente. Convierte tu error en una oportunidad para dejar a tu cliente impresionado y feliz.

Ahora sí, hasta el próximo martes.

Conviértete en la reina del DIY y aprende todo lo que siempre quisiste saber

Conviértete en la reina del DIY y aprende todo lo que siempre quisiste saber

Piensa en esa sensación tan placentera de cuando duermes entre sábanas recién lavadas (con su olor a limpio y fresco) y crees flotar en una nube de suavizante y sueño. O de cuando estrenas ropa nueva y te sientes más guapa que nadie, ilusionada por verte con algo diferente ¿La tienes? Pues hoy me siento exactamente así. Estoy como una niña con zapatos nuevos.

La razón es que es la primera vez que me invitan a participar en un Bundle. ¡Oh, yeah!

Todo lo que siempre soñaste saber reunido en un sólo lugar.

¿Te he contado alguna vez mi afición a realizar cursos? Es tanta que a veces tengo que frenarme, o me pasaría el año entero de uno a otro, aprendiendo sin parar.

Soy una persona autodidacta. Ya te conté en otra ocasión mis inicios en la fotografía. Creo que es una excelente forma de adquirir conocimientos, porque tú eliges lo que deseas saber, nadie te lo impone, y por lo tanto realizas los cursos que mejor se ajustan a tus necesidades, con más interés y dedicación que si fuera algo obligatorio.

Con Internet es una auténtica gozada, porque puedes encontrar de todo. Aunque a veces es difícil ponerse a buscar, precisamente por esta cantidad ingente de información.

Por eso los bundles son una excelente manera de encontrar recopilados en un sitio varios cursos en torno a una temática o factor común y al precio de lo que te costaría uno solo de esos cursos.

En este caso, ese factor común es el Do It Yourself, o como es más conocido, el DIY. Es decir, cursos con los que aprenderás habilidades para desarrollar proyectos de todo tipo por ti misma. Dicho de otra forma: un montón de cursos bonitos, de esos que se te antojan todos, por el precio de uno sólo.

Cómo conseguir mi curso de Ligthroom casi a mitad de precio.

Enfoco mis cursos de manera que puedas aplicar lo que aprendes en ellos a la práctica de manera inmediata. Me gusta que tengas recursos, que tengas claros los conceptos básicos para que puedas ser libre con la fotografía y poder continuar tu desarrollo personal a tu aire.

Quizá sea por esto por lo que me hace tanta emoción que hayan pensando en mí para formar parte de este Bundle tan en la línea de mis valores: realización personal, empoderamiento e ilusión para seguir adelante.

Mi contribución a este conjunto de cursos es mi taller de Lightroom, con el que puedes aprender edición pero también organización para tu flujo de trabajo con las fotografías.

Este curso, comprado de forma individual, cuesta 80 euros. El Bundle, con 30 cursos DIY, incluido el de Lightroom, cuesta 49,99 €. ¿Cómo se te queda el cuerpo? ¡Petrificus totalus! Claro que sólo tienes una semana para comprarlo. Después, la oferta desaparece.

Así que, si le tenías ganas, esta es una oportunidad excelente de tenerlo junto otros muchos más. Te lo cuento mejor en este vídeo (el segundo de mi reto YouTube):

BUNDLE DIY: el paraíso de las mentes inquietas y creativas. O sea, mi paraíso ?

Como contribuidora del Bundle, he tenido la ventaja de poder comprarlo y bucear entre sus cursos antes de que salieran a la venta general.

Te pongo aquí la lista completa con sus precios fuera del pack:

  1. Libro de trabajo digital 52 Weeks Project de Desirée Delgado (12 €)
  2. Crear un álbum de scrapbooking de Scrapeando con Rocío (25 €)
  3. Taller online de carvado de sellos de Siete Pinceles (20 €)
  4. Tintas Distress sin secretos de Pega papel o tijeras (12 €)
  5. Taller online de Chalk Paint de Pintar sin parar (29 €)
  6. Pack cursos Mixed Media de Atia’s Room (19,99 €)
  7. Diseño de personajes Kawaii con Illustrator de Strawberry Style (82 €)
  8. Crear amigurumis de ganchillo de Wasel Wasel (30 €)
  9. Curso online de bordado mexicano de Taller Pupé (30 €)
  10. Entender patrones comerciales de Ulalatela (49 €)
  11. Teje tu primer jersey de Pearl Knitter (19 €)
  12. Curso Silhouette Cameo/Curio de Planeta Silhouette (30 €)
  13. Ebook para hacer de tu casa un hogar de Decopills (10,95 €)
  14. Iniciación a la arcilla polimérica de El Rincón de Frifi (25 €)
  15. Crea transferibles para tus uñas de Verynailsart (45 €)
  16. Coronas de y adornos con flores naturales de Delipapel (45,90 €)
  17. Organiza tu boda de Paloma Cruz Eventos (59,95 €)
  18. Curso de decoración de candy bar de La fiesta jamás contada (130€)
  19. Galletas dimensionales pintadas a mano de My Sweet Art (76,50 €)
  20. Curso de modelado Blythe de Escuela de tartas (39 €)
  21. Curso para diseñar tu propio packaging de Creative Mindly (12 €)
  22. Cuaderno de trabajo para practicar lettering de Behand (35 €)
  23. Diseño con Photoshop avanzado de Mi fiesta ideal (30 €)
  24. Fotografía y Photoshop de La Bicicleta Vermella (30 €)
  25. Curso de fotografía con iPhone de Lulu en raw (20 €)
  26. Edición con Lightroom de Rebeca López Noval (80 €) <=== ¡aquí estoy yo! 😀
  27. Curso de edición de vídeo con Pepe Romera (99 €)
  28. Crear tu propio blog de Personalización de blogs (19,99 €)
  29. Cómo escribir una novela de Sinjania (67 €)
  30. Aprender diseñar patrones textiles de Lola San Román (75 €)

¿Has sumado los precios originales para ver el valor real de esta recopilación? Yo sí, y me me he quedado loquita.

Y son 29 cursos tan apetecibles que no sé ni por donde empezar. Pero voy a intentar contarte lo que más me gusta de este conjunto.

Uno de los cursos que más interesante me parece es el de edición de vídeo con Pepe Romera. Tengo que confesar que este curso prendió la mecha de mi decisión de hacer el reto para YouTube. Y es que son dos en uno. Por una parte, aprendes a editar tus vídeos con Adobe Premier, y por otro, tienes un módulo dedicado a YouTube. Para ponerte las pilas desde el principio y hacerlo muy bien.

Estoy encantada con este curso, en serio. Me ha llegado como agua de Mayo. Era algo que ansiaba, pero que estaba postergando sin parar, y esto ha sido como una señal: “ya no puedes escapar, no tienes excusas”.

Pepe explica super bien todos los contenidos en formato vídeo (claro) y me río un montón con él, que eso siempre es un plus 😀

Lo que más me gusta es cómo está estructurada la plataforma del curso. Muy ágil y todo bien organizado, simplemente, perfecto.

La gran mayoría de las personas tenemos hobbies frustrados. Ya sea porque las circunstancias nunca eran favorables para desarrollarlos o bien porque no tenías maña. Nadie es perfecto y a veces pues no tenemos esa destreza, qué le vamos a hacer.
Una de las artes que siempre quise aprender pero que nunca conseguí desenvolver bien es el dibujo. De verdad, con el empeño que yo le puse, escogiendo siempre dibujo como optativa… pues nada, no hubo forma.

Cuando he visto el taller de ilustración que va incluido en el de Pack cursos Mixed Media de Atia’s Room casi me caigo de culo. Di saltitos de alegría.

Me encantan los vídeos de Wilma, su naturalidad y cómo hace que todo parezca tan sencillo. Definitivamente te dan ganas de al menos, intentarlo.

Prometo ir enseñándote mis avances.

Hay otro curso que he empezado a ojear y que promete mucho. Es el Cuaderno de trabajo para practicar lettering de Behand.

Llevo un tiempo haciendo mis pinitos con el lettering. Es una actividad que me relaja y me gusta, me resulta muy placentera. Además le he encontrado una aplicación directa para mi estudio fotográfico. Con el lettering consigo personalizar vuestros pedidos y poner vuestros nombres con letras bonitas.

Este curso me gusta en especial porque es meramente práctico y contiene hojas de ejercicios imprimibles, lo cual me parece perfecto porque cuando finalizas una puedes generar otra para seguir practicando hasta quedar satisfecha con el resultado. Así que no se te acaba nunca, siempre puedes imprimir y seguir practicando, hasta el infinito.

Sólo por estos 3 cursos ya pienso que merece mucho la pena hacerse con el Bundle completo. Si te fijas en el listado, los tres suman 153,99 € si te los compras de forma individual, el triple de lo que te cuesta el Bundle y encima te llevas 27 cursos más, entre los que está el mío de Lightroom.


Con varios aspectos de la fotografía cubiertos.

Para más inri, hay unos cursos de fotografía que sé que te van a encantar.

Yo utilizo Lightroom como programa de edición, como sabes, pero estos cursos de edición me parecen muy interesantes para ti si tu programa de cabecera es Photoshop:

  • Diseño con Photoshop avanzado de Mi fiesta ideal
  • Fotografía y Photoshop de La Bicicleta Vermella

Si has seguido mis anteriores retos fotográficos, sabes que yo era muy reticente a fotografiar con el móvil, hasta que me desafié con el Reto del Verano y le empecé a coger el gusto.
¿Cuál es mi sorpresa al encontrarme con el Curso de fotografía con iPhone de Lulu en raw en el Bundle? Este verano lo voy a petar sin dejarme la espalda llevando todo el equipo de un lado a otro 😀

Cursos que empoderan y te hacen crecer si eres emprendedora.

Que conste que yo opino que cualquier actividad que te permita desconectar de tu rutina y enriquecer tu mente, es útil y necesaria.
Te sirve para relajarte y aprender otras habilidades que quizá no te sirvan de forma directa para tu trabajo, pero sí te ayudarán a afrontarlo mejor.

Las actividades creativas (y recreativas) alimentan el cerebro. Son ideales para generar nuevas ideas, germinar proyectos y encontrar inspiración aplicable a cualquier otra faceta de tu vida.

En el Bundle DIY hay un par de cursos que te recomiendo si estás empezando con algún proyecto profesional y quieres ir poco a poco (más adelante necesitarás otros conocimientos). Se tratan de:

  • Crear tu propio blog de Personalización de blogs
  • Curso para diseñar tu propio packaging de Creative Mindly

En serio. Si no me vuelves a ver el pelo durante un mes es porque estoy como una loca leyendo los otros 29 cursos que componen el Bundle. Menos mal que el mío ya me lo tengo muy aprendido 😀

Y como no quiero ser muy pesada, lo dejo aquí, aunque podría estar hablando durante horas de todos los cursos que me entusiasman. Pero prefiero que los descubras tú solita, a tu aire, sin esta emocionada de la vida señalándote cada uno de ellos, como si fuera una niña con los ojos como platos y pegada al cristal de un escaparate lleno de juguetes, sin poder decidirse por uno. Porque los quiere todos.

Recuerda que sólo puedes comprar el Bundle durante una semana, desde hoy, 31 de mayo hasta el 8 de junio. Después, si quieres algunos de los cursos que lo componen, tendrás que adquirirlos de manera individual.

Para que te hagas una idea de la ventaja que supone, si sumas el valor original de los 30 cursos (1258.28 €) y lo comparas con el precio de venta del Bundle (49,99 €), significa un 96% de descuento. A mí esta cifra me da vértigo.

Ay madre, esto será mi perdición.

Si te haces con él, cuéntame qué cursos son los que te han movido a comprarlo y por cuál vas a empezar. Seguro que tienes más calma y cordura que yo porque una servidora, ¡quiere hacerlos todos a la vez!

Si estás dudando, ten en cuenta que sólo está disponible una semana. El 8 de junio es el último día para poder comprarlo.

¡Gracias por leerme una vez más!

10 días / 10 vídeos: reto personal en YouTube

10 días / 10 vídeos: reto personal en YouTube

Me he venido arriba.

Tras varios años escondida en la sombra de las letras de un blog y de mi cámara de fotos, he decidido sacarme de un golpe la vergüenza y mostrar de una forma más rotunda.

Mientras escribo esto, me sudan las manos y tengo un nudo en la barriga. Porque sí, soy muy vergonzosa y lo paso fatal. Pero puede más el odio que le tengo a los límites que me impongo yo sola que la vergüenza. Lo he decidido y llegaré hasta el final. Quiero echar abajo de una vez por todas el temor que más me paraliza: dejarme ver.

Así que, terapia de choque. ¿Qué mejor forma que grabar vídeos como una posesa y compartirlos contigo? ¡Allá voy!

Mamá, quiero ser YouTuber

He decidido que la constancia y la repetición pueden ser mis grandes aliadas, así que me he propuesto un reto personal bastante duro: durante los próximos 10 días, empezando desde mañana mismo, publicaré un vídeo por día en mi canal de YouTube. Por supuesto, serán vídeos sobre fotografía.

Mi hijo de momento no me ha dicho que quiera ser youtuber, pero en los tiempos que corren y con el desparpajo que tiene sumado a lo que le gusta hacer vídeos, no lo vería complicado, la verdad.

Pero ya me ha dicho que me ayudará con mis vídeos durante estos días, y eso me hace muy feliz. Me siento acompañada y eso siempre da seguridad.

Así que, este mensaje es para mi madre: Mamá, que voy a salir en la tele, pero en la de Youtube. Tu nieto, ahí anda, haciendo sus pinitos en el mundo audiovisual. Pero de momento está más a sus cosas: aprender, divertirse, el Rock and Roll. Lo típico.

Ya en las últimas semanas he ido subiendo algunos vídeos, pero a partir de mañana quiero que esto se convierta en una costumbre semanal. No sé si lo conseguiré o moriré en el intento (de vergüenza o de agotamiento) porque, quien piense que esto es encender la cámara y listo, está muy equivocado.

Los vídeos dan un trabajazo impresionante. Pero, oye, que ya está bien de posponer algo que llevo mucho tiempo queriendo hacer.

Lo calculé fríamente durante la emoción del momento, cuando estás pensando en la idea y todo te parece fenomenal (y después, cuando te relajas, cunde el pánico ante la magnitud real de lo que te has propuesto): primero publicaría en mis redes sociales que me lanzaba de cabeza a un desafío, y después ya no habría marcha atrás. Tendría que hacerlo sí o sí, era la manera de obligarme.

Tras soltar algún improperio del tipo “¡maldición!, ¿qué acabo de hacer?”, reuní fuerzas y resolución. Rebeca, tú puedes. A por ellos.

Reto 10 días / 10 vídeos

Son diez vídeos de nada, me dije. Uno detrás de otro, me recordéNada imposible.

Una vez anunciado en Facebook e Instagram, rajarse no era una opción. Y de esta manera me metía en un nuevo fregao. Porque me gustan los retos. Porque yo lo valgo. Y porque me gusta aprender cosas nuevas.

Cuando empiezo algo, me gusta hacerlo bien. Así que, en resumen, ¡os voy a freír a vídeos!
A partir de mañana, martes 30 y hasta el jueves 8 de Junio, un vídeo cada día en mi canal de YouTube.

Mientras esperas, para que no te aburras y yo sienta tu aliento (que lo necesito), puedes ir haciendo estas cosas:

  1. Suscribirte al canal, (si no lo has hecho ya) en este link >>> https://goo.gl/2ZkMdt
  2. Enviarme sugerencias de temas que quieras que trate en los vídeos por mensaje en Facebook, Instagram o a info@rebecalopeznoval.com.
    Será de gran ayuda porque quiero hacer contenido de tu interés.
  3. Compartir esta entrada con tus amigos, porque así llegará a más gente, y porque compartir es amar, y eso siempre está bien.
  4. Animarme, dejando mensajitos de cariño en los vídeos y diciendo lo guapa y lo maja que soy.

Vale, me has pillado, el 4 no es necesario, pero se agradece XD

Al final del reto, ¡sorteo!

Como sé que te gustan los alicientes, cuando termine el reto haré un sorteo aleatorio entre la gente que cumpla estos requisitos:

  • Viva en territorio nacional (península, Ceuta, Melilla, Islas Baleares e Islas Canarias). El envío del premio sólo se efectuará en este ámbito geográfico.
  • Se suscriba al sorteo en este formulario:

  • Sea suscriptor del canal de YouTube.
  • Deje un comentario en cada uno de los vídeos contándome qué es lo que más te ha gustado de cada uno de ellos. Al final, tendrás que tener como mínimo 10 comentarios (uno por vídeo). Puedes dejarme más, claro. Cuéntame lo que quieras, que me hace ilusión leerte.

Yo prometo hacer vídeos super chulos, cortitos, para que verlos sea una tarea sencilla de realizar. Que te cundan y te sean útiles.

Son sólo dos cositas de nada y al hacerlo te puedes llevar algo bonito, práctico, que te comerás con los ojos: ¡UNA AGENDA TAMAÑO GRANDE DE CHARUCA! De las que están a punto de salir, nuevas y relucientes. Para que tú también te marques objetivos, desafíos y los lleves a término con éxito. El sorteo lo realizaremos el lunes 12 de junio entre los participantes.

Llevo un tiempo utilizando agendas para organizarme mejor y, aunque aún me queda trabajo por hacer en este sentido, siento que ayudan a centrarme, a desarrollar las tareas que tengo que hacer a diario, a planificar mejor los meses y a animarme cada día. Porque son tan bonitas que sólo verlas por la mañana en el escritorio ya te infunden ganas de trabajar. En fin, que me voy a hacer con una de ellas y he pensado que regalarte una sería una forma bonita de agradecer tu apoyo durante este reto. Espero que te guste la idea.

¿Me vas a ayudar?

Yo estoy segura de que sí, de que lo harás. Porque además mi idea es que los contenidos de los vídeos sean de tu interés.

Trataré de contarte cuestiones sobre fotografía que puedas aplicar y que sean beneficiosas para ti, desde mi punto de vista personal y profesional.

Además, esta semana es especial. Si estás atenta tanto al blog como al canal de YouTube, descubrirás otra sorpresa que tengo reservada para el miércoles 31. Es algo que aún no puedo desvelar pero estoy segura de que te encantará. ¡Yo estoy emocionada!

¡Qué nervios! Me voy a grabar que ya tengo las primeras ideas para los vídeos.
Un besazo y ¡hasta mañana!


Cómo pintar una fotografía con el pincel de Lightroom

Cómo pintar una fotografía con el pincel de Lightroom

Si me sigues desde hace tiempo, sabrás que Lightroom es mi programa de cabecera para editar y archivar mis imágenes. Ya hace un tiempo escribí un post en el que hablaba sobre la faceta más aburrida pero más necesaria: el orden y el flujo de trabajo.

Hoy vengo a contarte cómo puedes sacar partido a la herramienta más potente de este programa: el pincel. Con esta herramienta podemos hacer multitud de cosas. Sobre todo, editar por zonas. Mientras que en Photoshop necesitamos crear capas y más capas y utilizar otras herramientas para trabajar los diferentes efectos (luz, contraste, color, etc.), en Lightroom sólo tenemos que configurar un pincel y pintar sobre la zona para conseguirlo. Fácil, sencillo y para toda la familia.

En el vídeo de hoy verás cómo cambiar el aspecto de una imagen en unos pocos clicks. Para hacerlo rápido, su duración es de 5 minutos y está hecho sobre la marcha, sin atajos.

Te dejo con el vídeo:

Las configuraciones del pincel son infinitas, así que no te quedes sólo en lo que te enseño. Prueba, arriesga y quédate con el resultado que más te guste. Es la mejor manera de aprender.

Y ahora, cuéntame, ¿qué más te gustaría aprender con Lightroom? No olvides dejarme tu comentario para seguir creando contenido que te interese.

¡Hasta la próxima semana!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies